Está más que claro que no podemos dejar Australia sin ver de cerca a sus típicos canguros, sin dudas el animal más representativo de este país. Para verlos existen muchas opciones, como los zoológicos o las reservas de vida silvestre del interior. Pero si quieres evitar las jaulas o el precio de las entradas a los parques tenemos una opción low cost para verlos: la reserva de Morisset, ubicada a tan solo dos horas de tren desde Sídney.

Esta reserva se encuentra en los terrenos de un hospital psiquiátrico, donde cientos de canguros caminan saltan libremente entre sus bosques y prados. La entrada es totalmente gratuita y solo tendrás que pagar el precio de los boletos de trenes para llegar hasta aquí y algunas zanahorias en el súper.

Cómo llegar hasta Morisset desde Sídney:

Desde la estación central de Sídney debemos sacar un billete con destino a la estación de Morisset, el cual es el mismo tren que termina en Newcastle. Cada tren sale cada 30 minutos aproximadamente y para comprar los pasajes vamos a necesitar una tarjeta “Opal” (se compraron en la estación con tarjeta de crédito o efectivo), con ella cada tiquete de ida y vuelta cuestan unos $13 dólares australianos.

El viaje dura unas dos horas y te recomendamos conseguir un lugar en la ventanilla porque sus vistas realmente valen la pena. Este tren atraviesa dos parque naturales y una zona costera con muy bellos paisajes.

Una vez que bajamos del tren debemos cruzar las vías y caminar en el mismo sentido del tren que nos trajo por unos 300 metros hasta que encontremos un camino que parte hacia nuestra derecha y un cartel el cual nos indica el comienzo del parque de Morisset

Te recomendamos que apenas te bajes del tren aproveches y compres todo lo que necesites en el centro de Morisset, porque de aquí para adelante no tendrás ningún negocio más. Agua para el camino y algo para comer si lo deseas. Para los canguros bastara con algunas pocas zanahorias y nada más, evita el pan de molde o las galletitas ya que si bien a los canguros les encanta no les hace para nada bien a su organizamos.

Desde el cartel que te mencionamos anteriormente comienza un camino asfaltado que si lo hacemos caminando tardaremos unos 30 o 45 minutos dependiendo de nuestro ritmo. Si no quieres caminar también existe la opción de tomar uno trasportes que por unos dolares nos llevan directamente desde la estación hasta el parque.

Después de seguir unos cuatro kilómetros por este camino rodeado de bosque nativo llegarás a un campo abierto, donde siempre están todos los canguros. Incluso tal vez los encuentres antes, pero es en esta zona abierta donde se encuentran por decenas.

Este parque está en los terrenos de un hospital psiquiátrico, y si caminamos unos metros más allá del claro donde están los canguros encontraremos los terrenos del hospital. Allí hay unos baños públicos, aunque tendremos que caminar algo más, ya que están detrás de la capilla cerca del agua.

Aunque están acostumbrados a los visitantes, recuerda que los canguros son animales salvajes así que ten el cuidado que esto amerita. Puedes tocarlos y fotografiarlos sin problema, pero solo dales de comer zanahorias o alguna otra verdura y nunca panes, dulces u otro producto industrial. Además recuerda no dejar tus pertenencias tiradas, especialmente si tienes comida dentro, ya que pueden ser “saqueadas” por un canguro.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com