A unos pocos kilómetros de Barcelona, en una montaña que destaca por su singular forma, se encuentra un impresionante monasterio el cual contiene a una comunidad de unos ochenta monjes benedictinos, que dedican su vida a la oración y el trabajo. Este es uno de los puntos de peregrinaje para creyentes más importantes de toda la península ibérica, y un lugar de visita obligada para los viajeros amantes de la aventura.

El año exacto de la construcción de este monasterio es incierto, si se sabe que alrededor de 1011, un monje procedente de Ripoll llegó a la montaña para encargarse del monasterio del vecino Santa Cecilia, aunque estos monjes no vieron con buenos ojos el cambio de administración y rechazaron al monje. Asi que empezo una “competencia de fe” y desde Ripoll se dio la orden de construir en la montaña un nuevo monasterio. Con los años este monasterio se había convertido en el más importante de todos las que existían en la montaña, principalmente gracias a una imagen de la Virgen que en ella se veneraba y la cual según dicen concibe milagros, atrayendo grandes donativos y limosnas.

En la actualidad el monasterio de Montserrat está formado por dos bloques de edificios con funciones distintas: por un lado la basílica con las dependencias monacales; y por otro los edificios destinados a atender a peregrinos y visitantes. Estos últimos incluyen diversos restaurantes y tiendas, además de hoteles y posadas para los que quieran pasar la noche. En el lado religioso la fachada principal del monasterio da paso al atrio de la basílica. Esta nave central, cubierta con arcos góticos redondeados, la cual tiene tiene seis capillas a cada lado.

View this post on Instagram

2018

A post shared by Sege (@sege.travel) on

Misterios y leyendas de Montserrat:

Los más creyentes de la zona cuentan una vieja leyenda local, la cual dice que fue tal la conmoción y sufrimiento que se originó tras la muerte de Jesús en el mundo, que del subsuelo emergió esta gran montaña en señal de tristeza del mismísimo dios a los hombres. También se comenta que el interior de esta montaña es hueca y por ello fluctúan corrientes telúricas, las cuales provocando una manifestación de energía ionizada​. Ésta energía produciría unos efectos casi mágicos en el exterior y las personas que aquí pasan la noche.

Aunque si de fantasías y leyendas hablamos, la más magnífica e interesante de todas sin dudas el la conexión de Monserrat con el mítico Santo Grial. Se cree que en 1940 el​ III Reich de Adolf Hitler, comandado por Himmler,​ acudió a este lugar en busca del ​Santo Grial​. Himmler le pidió al único monje que hablaba alemán, un tal Andreu Ripoll, que le indicara el camino a la impresionante biblioteca de Montserrat. El objetivo de Himmler era encontrar cualquier tipo de información sobre ​Perceval​ (un caballero del Rey Arturo), con la idea de hacerse con los poderes ocultos capaces de ayudarles a ganar la guerra. El jerarca de las SS estuvo horas en aquella biblioteca, para luego marcharse sin decir una palabra, alimentando más el misterio sobre este templo.

Los senderos de Montserrat: 

Como no todo es iglesia y templo en la vida del viajero. Si quieres echar a andar tu lado explorador, desde el mismo monasterio salen varios senderos por la montaña, ideales para relajante en este bellísimo entorno natural y hacer un poco de ejercicio. 

Santa Cueva​: Es el paseo de tan solo 2,70 km es de fácil acceso y repleto de interesantes esculturas como el​ Rosario Monumental de Montserrat que data de los años 1896 y 1916. Según cuenta la leyenda aquí se encontró la imagen de la Virgen de Montserrat en el año 880, la cual originó todo el monasterio.

Camí dels Degotalls: un recorrido de  3,20 km ideales para disfrutar con toda la familia. Su fácil acceso hará de esta ruta un relajante paseo acompañados de unas bellas vistas de la montaña. 

Mirador Pla del Ocells: Ubicado a unos 1.236 metros, este camino no es para todos, pero si lo completas llegarás a un sitio con increíbles vistas. Si hay buen tiempo incluso podrás divisar los Pirineos o Mallorca.

Como llegar a Monserrat:

Unos 59 kilómetros separan al Monasterio de Montserrat del centro de la ciudad de Barcelona. Para llegar existen varias opciones, las cuales van desde contratar algún tour, o ir por nuestra cuenta en trasporte publico. Para esto lo primero que tienes que hacer es ir a la estación de trenes España, por lo cual es muy fácil llegar desde cualquier parte del centro de Barcelona donde haya una parada de metro. Una vez en la estación España, busca la Línea R5 que se dirige a Manresa. Te recomiendo que llegues con bastante tiempo de anticipación a la estación porque generalmente se hacen largas filas para comprar los billetes de tren y los trenes hacia Montserrat salen a horario.

El viaje en tren dura aproximadamente una hora y una vez que llegas a la estación Monserrat, tendrás dos opciones para finalmente alcanzar el Monasterio. La primera es por teleférico (Aeri) y la otra por el tren cremallera, las dos son interesantes y con vistas únicas, lo ideal para mi es viajar en ambas, eligiendo uno para la ida y otro para la vuelta. Teniendo así las dos experiencias en un solo viaje!

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com