Frente a las aguas turquesas del bellísimo mar caribe, un imponente castillo de piedras grises se elevan sobre los acantilados, como custodiando este verdadero tesoro del sur mexicano. Estamos hablando de Tulum, una antigua ciudad amurallada de la cultura maya, la cual hoy en dia forma parte de la zona arqueológica de la Rivera Maya.

Durante los siglos  XIII y XIV, Tulum fue una de las urbes mayas más significativas.Esta era una escala imprescindible para las rutas comerciales de los mayas, en su explotación de las riquezas marítimas de las costas del actual Quintana Roo. De hecho, en Tulum han sido hallados objetos procedentes de varias regiones de la Península de Yucatán y Centroamérica, lo cual pondera la trascendencia que tuvo, esta ciudad maya, para el comercio del México Antiguo.

 

Aunque el verdadero nombre de esta ciudadela era “Zamá”, que en maya significa “mañana” o “amanecer”. El nombre de Tulum, es relativamente reciente, y se puede traducir como “muralla”. Esta ciudad maya estuvo habitada durante los primeros años de la conquista española, pero no por mucho más tiempo, poco a poco fue quedando en abandono, pero todavía en los comienzos del siglo XX algunos indígenas de los pueblos cercanos a Tulum acostumbraban llevar ofrendas a sus templos, pero el incremento de los turistas en la zona acabó con esta tradición.

Hoy en dia Tulum está protegido bajo el régimen de parque nacional, ya que es uno de los sitios arqueológicos más representativos de la cultura prehispánica mexicana. Este parque arqueológico d solo es superado en visitas recibidas por Teotihuacán y por Chichen Itzá.

 

La “estrella” de este sitio arqueológico es “El Castillo”, el edificio más alto y representativo de Tulum. Este templo cuenta con tres accesos ornamentados con columnas serpentinas y dos mascarones zoomorfos en las esquinas. Frente al Castillo hay una plataforma para danzas y al suroeste se encuentra el Templo de la Serie Inicial, donde se encontró la fecha más temprana documentada en Tulum: 564 d.C

Al norte se encuentra el Templo del Dios Descendente, con un pequeño basamento sobre el que se construyó un edificio decorado con la imagen de esa deidad, principal elemento iconográfico de la ciudad. Frente a este conjunto está la calzada principal, con varios edificios; el más importante es el Templo de los Frescos, una construccion donde sus muros interiores están decorados con pinturas en tonos predominantemente grises y azules con pinturas murales que retratan a una serie de seres sobrenaturales residentes en el Inframundo, que constituyen uno de los más importantes testimonios de la pintura mural maya prehispánica.

Continuado por la calzada pueden verse los palacios conocidos como la Casa de las Columnas y la Casa del Halach Uinik. Además en el acceso noreste, se encuentra la Casa del Cenote, documenta la importancia que dieron los mayas al culto acuático vinculado a los cenotes, y cerca de allí se observa el Templo del Dios del Viento, nombrado así por su basamento circular, relacionado con Kukulcán, dios de los vientos.

 

Como llegar:

Llegar a Tulum desde Cancun es muy sencillo y hay varias empresas que hacen este recorrido en bus. Por ejemplo la empresa de autobuses ADO, tiene varias frecuencias diarias tanto a tulum como a Playa del Carmen. El precio del tiquete de Cancún a Tulum es de 130 mxn, con una duración de 2 horas 35 minutos. La terminal principal de Tulum se ubica en mitad del pueblo homónimo de Tulum y desde allí tenemos una caminata de unos dos kilómetros aproximadamente hasta el sitio arqueológico y la playa, o si no queremos caminar podemos tomar taxi desde la terminal.

  • Entrada general: $70 pesos (unos 3€ aprox.)
  • Horario: Lunes a domingo de 08:00 a 17:00 horas (último acceso a las 16:30 hrs.).

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com