Socotra es uno de esos lugares del planeta que desde que te enteras de su existencia, te cautivan y atrapan para siempre. Es que esta pequeña isla del cuerno de África posee una flora única, que no encontrarás en ningún otro lugar del mundo, una historia fascinante y una aislación geográfica y política del resto del planeta, que hace que sea virtualmente imposible de visitar, algo que sin dudas lo hace todavía más atractivo…

Es que a pesar de que la isla sea realmente un paraíso natural con playas paradisíacas de aguas transparentes, una temperatura promedio de 25 grados, arena blanca y especies marinas únicas y exóticas, el turismo en Socotra no existe. Aquí no hay resortes 5 estrellas, posadas de playa ni nada por el estilo, ya que llegar a esta isla yemení es muy difícil, y esto no es tanto por su lejanía del continente sino más bien por los constantes conflictos armados que azotan a esta región.

Sin ir más lejos Yemen está sumergida en una guerra civil desde hace años y en la actualidad la isla de Socotra está intervenida militarmente por tropas de los Emiratos Árabes y Arabia Saudita. Sin embargo cuando sepas más de esta isla, las ganas de visitarla seguirán intacta!

Esta isla cautivó la imaginación de exploradores y aventureros de todas las épocas. Se dice que fue conquistada por el mismísimo Carlomagno, el cual descanso en la isla y encontró refugio en ella, además de grandes plantas de aloe, la cual utilizó para curar a sus tropas. Hasta Marco Polo la visitó y coincidió en decir, que allí habitaban los hechiceros más poderosos del mundo, los cuales producían elixir únicos gracias a sus plantas autóctonas.

La postal más conocida de esta isla en el mundo son sus “árboles de sangre del dragón de savia rojo”, un nombre único para una planta única. Podrás distinguirlo de cualquier otro por copa en forma de paraguas, además de que al ser cortado desprende una savia rojiza muy parecida a la sangre animal.

Pero esta no es la único tesoro que guarda esta isla de tan solo unos 120 kilómetros de largo por 40 kilómetros de ancho. La isla de Socotra es literalmente una arca de Noé natural, es que el 37 % de las 825 especies de plantas, el 90 % de sus reptiles y el 95 % de sus caracoles de tierra no existen en ningún otro lugar del planeta.

Toda esta diversidad le dieron a esta isla el honor de ser Patrimonio Mundial de la Humanidad por parte de la Unesco. Y lo más impresionante de todo, es que según experto muchas de las especies que habitan esta isla todavía ni se aun descubierto o catalogados por la ciencia moderna.

Cómo llegar a Socotra:

A pesar de lo podría parecer Socotra no es una isla solitaria o desolada del Océano Índico, por lo contrario aquí habitan unas 44 mil almas, la mayoría de ellas en su capital: Hadiboh. Decir que los servicios en Socotra son escasos es quedarse corto, en la mayoría de la isla no existe el agua potable, el gas, la electricidad ni las carreteras pavimentadas. La mayoría de sus habitantes viven de la pesca, la agricultura o la ganadería, de la misma manera que lo hacían sus antepasados desde hace siglos.

Es precisamente es su capital donde existe un puerto comercial y un aeropuerto. Pero como la isla está más cerca de África que de Yemen, no hay servicios de barcos de pasajeros hacia la isla, o por lo menos no lo hay formalmente. Únicamente se puede llegar hasta aquí por vía aérea, gracias a un vuelo semanal de la aerolínea Yemenia, que conecta a la isla con el aeropuerto de Seiyun en el Yemen continental.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com