El interior de la provincia de Buenos Aires, se caracteriza por ser una gigantesca planicie casi continua de campos de cultivos y pastoreos. Sin embargo a unos seiscientos kilómetros al sur de la ciudad de Buenos Aires se elevan del fértil suelo bonaerense este sistema serrano, el más alto de la provincia, que en tiempos prehistóricos, hace 400 millones de años llegó a ser incluso tan alta que la majestuosa cordillera de los Andes.

Qué ver y hacer:

El parque provincial Tornquist

El principal atractivo de la región es sin dudas el parque Provincial Ernesto Tornquist, una reserva de flora y fauna protegida, que cuenta con más de seis mil hectáreas. El parque es el lugar ideal para los amantes del trekking y en su interior se pueden realizar distintos senderos autoguiados como a Piletones, el cerro Bahía Blanca o a Garganta Olvidada por el cauce del arroyo en dirección a su naciente al pie del Cerro Ventana.

Pero la excursión estrella del parque es subir al cerro Ventanan y visitar el famoso “Hueco de la Ventana”, una extraña formación rocosa de unos ocho metros de alto por cinco metros de ancho. Este sendero puede realizarse únicamente con los guías autorizados del parque que se contratan en la base del cerro, y salen cuando se junta un grupo de por lo menos unas ocho personas. Tiene una dificultad moderada y se tardan unas cuatro horas en recorrer sus seis kilómetros de ida y vuelta.

 

Villa ventana y las ruinas del Club Hotel

Este pequeño poblado serrano, se encuentra sobre la ruta provincial 76, a mitad de camino por entre Tornquist y la localidad de Sierra de la Ventana. Esta localidad de tan solo 600 habitantes, cuenta con distintos atractivos como el circuito de los artesanos, sus casas de té y cervecerías, además de dos camping donde pasar la noche, además de distintas hosterías.

Pero su mayor atractivo son las ruinas del viejo Club Hotel de la Ventana. Un gran hotel construido a principios de siglo XX, con el estilo europeo Belle Époque, que incluso llegó a ser el lugar de detención de la tripulación del acorazado nazi Admiral Graf Spee, durante casi dos años, pero del cual hoy solo quedan sus ruinas. Para visitarlo tenemos que contratar a algun guia en las agencias de turismo de la zona, que nos llevaran a recorrer sus restos y nos contarán su atractiva historia.

View this post on Instagram

the best experience.🎉

A post shared by ⚡️l u c í a 🌹 (@letoilucia) on

 

Cuevas con pinturas rupestres:

Dentro del sistema serrano de ventania existen más de una decena de cuevas con pinturas rupestres, de los pueblos originarios en su interior. Estas pinturas por lo general tienen motivos abstractos de fuertes colores rojos o amarillos que en algún momento sirvieron para actividades chamánicas y de iniciación. Estas cuevas se pueden visitar, contratando a algunos de los guías habilitados, que realizan excursiones a su interior.

 

El cerro tres picos

Con sus 1239 metros de altura sobre el nivel del mar y una antigüedad de 400 millones de años, es el punto más alto de la provincia de Buenos Aires. Se puede acceder a su cumbre a través de un sendero que parte desde la propiedad privada de la Estancia Fundación Funke que tiene ocho kilómetros de extensión hasta su cumbre y 800 metros de desnivel. Su ascenso puede hacerse en un solo dia, o se puede dividir en dos, acampando en la “Cueva de los Guanacos”, disminuyendo la intensidad del ascenso y maximizando el disfrute de la experiencia.

Cómo Llegar:

Desde Buenos Aires, existen tres alternativas para llegar por vía terrestre a estas sierras. La primera es hacerla en vehículo propio y recorrer los seiscientos kilómetros por la ruta nacional 205 hasta la ciudad de Bolívar y continuar con la Ruta Provincial 65 para empalmar con la RN 33 que desemboca en la entrada de Tornquist.

Otra opción es hacerlo en bus, desde la estación de autobuses de Retiro, parten diariamente tanto servicios que paran en la ciudad de Tornquist como en el poblado de Villa Ventana. Los buses tardan unas diez horas en hacer este recorrido y tienen un precio que parte desde los $900 pesos (unos $50 dólares aprox.).

También existe la opción es el tren, desde la Estación de Constitución en la ciudad de Buenos Aires, parte todos los viernes un tren rumbo a Bahía Blanca que para en la estación de Tornquist. El tren es un poco más lento que el autobús, ya que demora unas 11 horas, pero es más económico e incluso cuenta con un coche comedor y un coche de camarotes, por lo que el viaje es más relajado.

 

La cuarta alternativa es hacerlo en avión, volando hasta el aeropuerto de Bahía Blanca, localizado a unos cien kilómetros de distancia del parque provincial. Es una opción mucho más rápida si se combina bien la llegada del avión y el horario del bus que parte desde Bahía Blanca a Sierra de la Ventana.

Para movernos dentro de la comarca existen un servicio de combis que hacen el recorrido desde Tornquist hasta Saldungaray, pasando por la entrada del parque provincial, villa ventana y sierra de la ventana. Dependiendo si es temporada o no, hay tres o cuatro servicios diarios de lunes a sábados y dos o tres los domingos y feriados. Pueden chequear los horarios en la siguiente página de ·Trasporte Silver”.

 

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com