Esta ciudad fantasmas fue hasta hace unas pocas décadas atrás uno activo campamento minero enclavado en plena cordillera de los Andes y con más de 100 años de historia, ubicado a tan sólo 150 km de Santiago, que sirvió de hogar para los mineros de la Mina El Teniente y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, debido a su riqueza cultural, arquitectónica e histórica

Ubicado a unos 2100 metros sobre una de las laderas del Cerro Negro de la cordillera de los Andes, el pueblo minero Sewell, fue fundado en 1905 para acoger a los trabajadores de la mina de cobre “el teniente”, sus familias y a los gerentes de la compañía norteamericana Braden Copper Company, la encargada de la exploración de la zona.

View this post on Instagram

SEWELL. Luciendose!

A post shared by SEWELL (@fundacionsewell) on

En los primeros años no fue más que un pequeño campamento ubicado en la ladera más próxima a la mina y contaba con una planta hidroeléctrica, andariveles para transportar cobre y una fundición.

Sin embargo, a partir de 1915, debido al fuerte incremento de cobre impulsado por la primera guerra mundial, este campamento minero de montaña comenzó a crecer en infraestructura y arquitectura, tomando características propias de una ciudad, lo que se vio más fortalecido aún, con la construcción del ferrocarril que la unía con el poblado cercano de Rancagua en cinco horas de viaje.

En su época de esplendor Sewell llegó a tener una población de unas 15000 personas, en total se construyeron más de cien edificios multicolores que alojaban a los mineros que vivían en camarotes para solteros y otros para casados y a los técnicos estadounidenses y sus familias, que se ubicaban en los chalets del “Barrio Americano”. Además este pueblo llegó a contar con un Hospital propio, que sería durante mucho tiempo el más moderno de Sudamérica, un cuartel de Bomberos, un gimnasio, clubes sociales, un cine que transmitía estrenos internacionales incluso antes que en Santiago, tres escuelas industriales, una Iglesia Católica, la primera brigada de Boy Scouts del país, una cancha de bowling y una piscina cubierta con agua calefaccionada.

En el campamento existía una policía encargada de salvaguardar la moral de los trabajadores. Ubicaban donde se hacían fiestas clandestinas, esperando escondidos a que salieran parejas unidas esa noche para divertirse. Los policías los detenían preguntando si tenían intención de casarse. De decir que no, era posible que el hombre perdiera su trabajo en la mina, así que la mayoría de los captados decían que sí, con lo que la policía les daba día y hora para su boda en la iglesia del pueblo.

Una de las principales características de esta ciudad es la ausencia de calles. La «calle principal», por ejemplo, consiste en una gran escalera, desde donde se accede a los principales edificios de Sewell.

El Estado de Chile adquirió en 1967 el 51% de las acciones de la compania Braden Copper Co., en el marco de la nacionalización del cobre, que concluyó en 1971. Ese mismo año se inició la «Operación Valle», para el traslado de los habitantes de Sewell a Rancagua, ya que el Estado no podía asumir los gastos del campamento. Poco a poco todos los habitantes de la ciudad se mudaron sus nuevas casas en el poblado vecino y Sewell se convierte en un pueblo fantasma.

Hoy en dia Sewell ya no tiene población alguna, pero siguen operando unas pocas instalaciones industriales que sirven a la mina. Del esplendor original hoy solo quedan unos 50 edificios en pie, los cual han sido restaurados para acoger a los visitantes del todo el mundo que viajan hasta aquí para maravillarse con su historia y su entorno natural.

Cómo llegar:

Sewell está emplazada a 150 km al sur de Santiago y a 64 km de la ciudad de Rancagua. Desde Santiago o Rancagua se pueden contratar un tour que nos dirigen hasta la ciudad minera con guia incluido. Estos son coordinados por la Fundación Sewell e incluyen una visita al museo de la Gran Minería del Cobre y un almuerzo, duran todo el dia y sus precios son de unos $71 dólares desde Santiago y unos $64 dólares desde Rancagua.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com