Al recorrer las callecitas medievales de Praga, no es difícil toparse con unas pequeñas ferias gastronómicas que ofrecen tanto a visitantes como locales los clásicos platillos de la gastronomía checa, adaptados al mundo street food.

Ya sea que pruebes unas salchichas, un sándwich de cerdo o un tradicional Hulusky, lo que no puede faltar en las calles checas es la cerveza, la cual dicen que es una de las mejores del mundo, pero si no eres un amante de la cebada, tranquilo tenemos otras opciones, aunque no tan tradicionales claro, puedes probar con un vaso de vino caliente o un helado de absenta, tu decides.

 

 

Sándwich de pata de cerdo asada:

Empezamos nuestro listado con un platillo que encaja a la perfección con el encanto medieval de las callecitas de la antigua Praga. Este es un clásico de la gastronomía street food del medioevo, un platillo que con tan solo probarlo nos traslada en el tiempo. Las patas enteras de cerdo, son asadas directamente al fuego en parrillas que giran sobre sí mismo. Se pueden pedir una porción pequeña o una más cargada de carne, ya que se nos cobrará por peso, luego el experimentado asador nos lo servirá en un pan de salvado o al plato, acompañado de pepinillos en vinagre y una tradicional salsa de arándanos rojos.

 

Vino caliente:

Para pasar las frías tardes de invierno en las calles checas, nada mejor que un vaso de humeante y sabroso cafe(tachar)… vino caliente. El Glühwein, o vino caliente en español, es una bebida de origen germánica muy popular en las calles de praga principalmente en los meses de invierno. Por lo general se usa un vino dulce con una graduación alcohólica que varía entre 7% a menos de 14,5%, el cual combinado con su dulzura y alta temperatura puede ser un cóctel bastante peligroso para los estómagos que no están acostumbrados.

 

 

Los famosos trdelnik:

Este pastelito típico de la gastronomía checa, te encantara tanto por su sabor como por su peculiar forma. Este platillo, que se elabora al enrollar la masa de harina sobre un pincho de madera (cuyo nombre es trdlo) y este se asa a las brasas mientras que gira sobre si mismo. La forma final es el de una masa cocida al fuego de forma cilíndrica y hueco en su interior, con ligero sabor ahumado así como aromatizado con canela, que depende el puesto puede estar rellenos de Nutella o algún otro dulce.

https://www.instagram.com/p/BV2jlndFidM/

 

Salchichas y más salchichas:

Las salchichas son una comida muy popular en estas regiones de europa, pero en la república checa, hace prácticamente un culto de ellas. En los distintos puestos de comida callejera, podemos encontrar una gran variedad de salchichas, de distintas formas, colores y saberes. Podemos pedirlas tanto al estilo Hot Dog, con pan de hamburguesa o al plato con su rodaja de pan de salvado correspondiente. Siempre acompañadas de mostaza, pepinillos y chuchar claro está.

 

 

Helado de Absenta:

La absenta parece ser la bebida de moda en europa del este por estos días, y en Praga es tan popular que incluso podrás encontrar tiendas especializadas en esta bebida con supuestas propiedades alucinógenas. Si te gusta este licor, o quieres tomarlo y no te atrevez del todo, te recomendamos probar un cono de helado del absintheshop, situado cerca de la base de las escaleras que te llevan al Castillo de Praga, este comercio no solo vende helados de color verde con una alta graduación alcohólica, sino también botella y distintos souvenirs dedicados a esta popular bebida espirituosa.

https://www.instagram.com/p/BGzn4JQyi0h/

Hulusky en la plaza del casto antiguo:

Este platillo clásico se puede comprar en los puestos de la plaza del casco antiguo de la ciudad, se trata de una especie de ensalada caliente de bolas de patata, col en vinagre y jamón. Se puede comer solo como un tentempié al paso o como acompañante de un buen trozo de carne de cerdo. Una verdadera bomba de sabor que si la pruevas sin dudas nos lo agradecerás.

https://www.instagram.com/p/BNzEz6FD3m-/

 

 

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com