Si buscas algo de naturaleza y tranquilidad en tu viaje por el sur de Australia, la Isla Philips es sin dudas el lugar a visitar. Ubicada a tan solo unos unos 140 kilómetros del centro de Melbourne. La isla Phillip tiene unos 26 kilómetros de largo por 9 km en su punto más ancho, lo que le da casi unos 100 kilómetros de costas, con playas inmaculadas ideales para la práctica de surf y la observación de su vida natural, especialmente los pingüinos sus habitantes más ilustres.

Para el asombro de muchos que asocian a estas simpáticas aves marinas sólo a los ambientes antárticos y fríos, los pingüinos regresan cada atardecer a la verde isla Phillips, en una continua procesión, para descansar y anidar mientras que son observados por los curiosos ojos de los turistas.

Es que en la isla hay varias plataformas de observación estratégicamente ubicadas frente a la costa, desde donde podremos ver el desfile de los pingüinos azules. Esta es la especie de pingüinos más pequeña del mundo, pero a pesar de su tamaño no les impide nadar más de 100 kilómetros diarios en búsqueda de alimento, solo para después volver a estas playas para descansar.

Pero no te creas que lo único que hay en la isla son pingüinos, también esta es el hábitat de cientos de wallabies, una especie de canguro más pequeños y Koalas, los cuales están en un santuario especialmente protegidos; además de otros animales que solo encontrarás en tierras australianas.

En Cowes, el poblado más grande de la isla podremos disfrutar de la gastronomía local, especialmente de su famoso Fish and Chips, uno de los platillos más tradicionales de Australia. Aquí el Museo su museo local nos mostrará la historia marítima de Australia, cultura aborigen y la vida de los primeros colonos de la region. También podremos tomar un barco a Seal Rocks y a la vecina isla French.

Esta es también la cuna del deporte automotor en Australia, aquí se corrió en 1928 en un circuito improvisado por los caminos internos de la isla la primera carrera del Gran Premio de Australia. Esa antigua pista ya no existe y fue reemplazada por un moderno circuito, que alberga grandes competencias como el Mundial de Superbikes, V8 Supercars y otros campeonato locales.   

View this post on Instagram

A magical place🦋

A post shared by Paula (@klein_paula) on

Cómo llegar hasta Phillips Island:

Desde Melbourne varias empresas ofrecen tours a la isla, estos suelen durar todo el dia, partiendo temprano por la mañana y regresando a la ciudad bien entrada la noche. Estos tours no son baratos (unos $167 AUD), pero sin dudas son la manera más simple de llegar, y además incluyen la entrada a los centros ecológicos de la isla.

Si en cambio queremos hacerlo por nuestra cuenta, podemos alquilar un coche y llegar a la isla por la carretera South Gippsland Highway, en unas dos horas desde el centro de Melbourne (142 kilómetros). Si bien esta es una isla, está conectada al continente por un puente.

También podemos llegar en transporte público; desde la Estación Flinders Street del centro de Melburne, tenemos que tomar el Tren rumbo a Stony Point, este es el final de la línea y tarda unas dos horas hasta aqui. Luego tenemos que tomar el ferry que nos lleva hasta Cowes, el puerto de Phillips Isla. Hoy cuatro frecuencias diarias de ferry y puedes ver los horarios aquí. Una vez en la isla puedes moverte por los autobuses locales o alquilar una bicicleta. Esta es la manera más económica de llegar pero lo malo es que el ferry regresa muy temprano y no podrás ver los pingüinos si regresas el mismo día, así que tendrás que dormir en alguno de los hoteles de Cowes. También puedes tomarte un bus desde Southern Cross, este viaje dura unas 3 horas y requiere un cambio de bus en Dandenong Station.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com