Grandes jardines, un increíble palacio y un estanque de ensueño, estos son solo algunas de las características de este bello parque público ubicado a los pies del del Cristo Redentor. Con más de 52 hectáreas, el Parque Henrique Lage, es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza y las largas caminatas, así como también el lugar donde encontrarás una de las mejores pics para tu instagram en Rio de Janeiro.

La historia del Parque Lage se remonta a la época colonial de Rio de Janeiro, aqui funcionaba una finca conocida como “Engenho Del Rey”, una gran campo de cultivo de caña de azúcar en los márgenes de la Laguna Rodrigo de Freitas. Ya a mediados del siglo XIX el acaudalado empresario Antônio Martins Lage compra la propiedad y decide crear en ella su residencia familiar.

La propiedad se levantó entre bellos jardines con un gran palacio central, el cual mezclaba diferentes tendencias arquitectónicas de la época. En su centro de esta palacete se construyó un patio con piscina desde donde se podía observar las laderas del cerro Corcovado. Durante años este palacio fue uno de los epicentros de la alta sociedad carioca, donde se daban regularmente grandes fiestas y conciertos, hasta que en los años 40s endeudada con el Banco de Brasil la familia Lage se vio obligada a cederle la propiedad al banco y en los años siguientes el gobierno reconoció al palacio como un monumento histórico y cultural de la ciudad de Río de Janeiro, además de abrirlo al público.

Este es uno de los mejores lugares de Río para hacer un picnic y descansar entre la naturaleza. Aqui un sin fin de caminos se entrecruzan atravesando las 52 hectáreas de densa vegetación del parque Lage. En el antiguo palacio hoy en dia funciona la Escola de Artes Visuais do Parque Lage, además de una pintoresca cafetería, ideal para disfrutar de un buen café da manhã o una refrescante caipirinha de la tarde.

Además dentro hay cavernas artificiales con acuarios incrustados en las paredes, así como grutas, lagos e islas diseñadas para confundirse con el entorno. Además si quieres un poco de aventura, desde aquí comienza un sendero el cual sube hasta el Cristo Redentor, un recorrido de unas dos horas para subir los 710 metros hasta la cima del Corcovado.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com