Japón es un país que combina lo moderno con lo ancestral de una manera notable, grandes rascacielos de acero y cristal conviven con antiquísimos templos de madera, de una forma prácticamente única. Sin embargo es en la pequeña ciudad portuaria de Otaru, uno de los pocos lugares donde puede observarse las huellas del pasado reciente del Japón. Aquí los edificios de ladrillo y piedras del siglo XIX nos cuenta la historia del Japón que luchó por modernizarse, “obsidentalizandose” convirtiéndolo en la pontencia que es hoy en dia.

Otaru se encuentra en la isla norte del Japón, en prefectura de Hokkaidō y gracias a su puerto internacional fue durante años el epicentro comercial y financiero de toda esta region del pais, crecimiento que le dio el apodo alguna vez el “Wall Street en el norte”. Pero con el paso de los años, Otaru se fue estancando economicamente, quedando muy por detrás de otras ciudades de la isla como la vecina Sapporo, sin embargo esa decadencia hizo que se conservaran su espléndidos edificios de estilo europeo, muy raros en el Japón, porque en el resto del país eran derrumbados y remplazados por unos mas modernos de concreto y acero por no considerarlos “tradicionales” y paradojicamente son estas antiguas  construcciones las que hoy en día atraen a turistas de todo el mundo a la bella Otaru.

 

 

Que ver y hacer:

Sin dudas el epicentro turístico de la ciudad es su canal, un bello curso de agua, con un paseo peatonal y farolas victorianas de un lado y antiguos almacenes del otro. Antiguamente cuando los grandes buques llegaban al puerto eran descargados a pequeñas barcazas más pequeñas, que trasladaban las mercancias a las almacenes y depositos que se encontraban a lo largo del canal. Cuando el puerto se modernizó y se construyeron los muelles actuales el canal se volvio obsoleto, quedando prácticamente al borde del derrumbe, pero gracias a un movimiento ciudadano, una parte del canal fue bellamente restaurada en la década de 1980 sus almacenes se transformaron en museos, tiendas, restaurantes y cervecerías.

Muy cerca de allí se encuentra la Sakai-mach, una calle comercial muy transitada, que también merese una recorrida. Allí podremos encontrar varios restaurantes y la mayoría de las tiendas de regalos de la ciudad, donde se venden dos de los artículos más famosas Otaru, las cajas musicales y los adornos de vidrios coloridos, las especialidades de la ciudad.

Como buena ciudad japonesa, Otaru también cuenta con una calle cubierta, la cual tiene distinto tipos de tiendas y puede ser un paseo casi obligatorio a la hora de refugiarse del frío polar que golpea a esta ciudad durante los meses de invierno. Y si te gustan los museos te recomendamos visitar el museo histórico de la ciudad, donde aprenderas mas del pasado de toda esta región y el museo del ferrocarril, ubicado donde termina el canal en el cual.

 

 

Donde comer:

Su puerto pesquero y su cultura marina, convierten a otaru en uno de los mejores lugar de todo Japón para probar el auténtico sushi. De hecho en la ciudad se encuentran más de 100 restaurantes de sushi, pero lo más destacado es la calle Sushi Otaru, una arteria localizada a unos pocos pasos del canal en la cual se encuentran la mayoría de los comercios especializados en esta delicia japonesa.

A la hora del postre, te recomendamos te des una vuelta por la heladería “Kita-no ice cream ya sam” un pequeño comercio localizado en un viejo almacén del siglo pasado muy cerca del canal, donde venden helados de los gustos más extraños. Desde helado de rosas, vino o té verde hasta los más extremos como miso fermentado, tinta de calamar o cangrejo, Nosotros homenajeando a la cultura cervecera de la zona nos atrevemos al de cerveza y te podemos asegurar que valió la pena.

 

Como llegar:

Llegar a Otaru es muy sencillo desde la vecina Sapporo, las dos ciudades se conectan mediante un tren local en un trayecto de unos 45 minutos. El precio del pasaje es de unos 620 yenes y está incluido en el JR pass. Como dato adicional te decimos que durante ese viaje contemplan unas maravillosas vistas del oceano, asi que ten a mano tu cámara fotográfica, despues no digas que no te advertimos.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com