Pocos lugares son más representativos de las tradiciones japonesas como Miyajima “La isla donde conviven hombres y dioses”. Una isla que combina bellos paisajes, con templos tradicionales y unos simpáticos siervos que conviven en sus calles entre turistas y locales.

Ubicada a tan solo unos 50 km de la ciudad de Hiroshima, esta isla es conocida por su gran torii del santuario de Itsukushim, un gigante de color anaranjada que es considerado

una de las Tres Vistas representativas de Japón. Un lugar que sin dudas te dará los mejores atardeceres que verás en tu vida.

La isla se llama oficialmente Itsukushima, aunque es conocida por todos como Miyajima que quiere decir “la isla santuario”. Un lugar donde se han encontrado vestigios de construcciones desde el año 593 y hoy en día es considerado patrimonio mundial de la humanidad.

Miyajima es el hogar de varios cientos de ciervos, los cuales se pasean libremente por sus calles para el regocijo de los turistas, los cuales luchan por la fotografía perfecta junto a los animales sagrados, mientras que ellos buscan la comida que le ofrece la gente.

El viaje en Ferry:

La forma más rápida de llegar a la isla es tomar el tren desde la estación central de Hiroshima hasta Miyajimaguchi, a unos 20 minutos. Desde allí luego de caminar unos 300 metros abordaremos un ferry que nos cruzara hasta la isla en un viaje de otros 10 minutos. Este ferry está cubierto por el pase JRpass de los ferrocarriles japoneses, aunque si no lo tenemos tendremos que pagar un boleto de unos $180 yenes por tramo.

Incluso desde antes de llegar a la isla podemos maravillarnos con las vistas que el paseo en barco por el mar de Seto nos ofrecen el famoso torii del santuario Itsukushima, el cual parece flotar en el agua. Una vez en tierra firme podemos pasear por su pequeña calle comercial en la cual podemos encontrar varios negocios que nos ofrecen las famosas galletas rellenas de la isla, entre otras actividades.

El santuario de Itsukushima

Este es el más famoso de todos los templos y edificios religiosos de la isla. Este complejo sintoístas está formado por varios edificios, entre los que destacan el salón principal Honden, el oratorio Haiden, el salón de las ofrendas Heiden y el salón del tesoro donde se conservan unas 3.500 piezas entre objetos de arte, valiosos textos literarios, armas, máscaras e instrumentos musicales. Aunque el lugar más conocido de todos es por supuesto de su gran torii anaranjado el cual es adorado por pescadores, marineros y comerciantes.

La particularidad de este tori es que cuando hay marea alta parecen flotar sobre las tranquilas aguas de la bahía, creando un ambiente espectacular. En cambio cuando hay  marea baja en al isla podemos caminar por la arena hasta los pies del torii de este gigante y observar su verdadero tamaño. El precio de entrada al templo es de unos 300 yenes y el de la entrada a la sala del tesoro otros 300 yenes, aunque podemos sacar una entrada combinada por 500 yenes.

El Templo Daisho-in:

Este es otro importante lugar a visitar en la isla, un lugar histórico y además uno de los sitios más sagrados para el Budismo Shingon. Este templo está compuesto por distintos jardines, edificios, salones, estatuas sagradas e incluso un salón de té y una cueva que guarda en su interior distintos iconos religiosos. Se encuentra a unos quince minutos caminando desde el embarcadero del ferry. Cuando subas las escaleras que llevan hasta el templo fijate en  las filas de ruedas de metal con inscripciones colocada a los lados. Se dice que al hacerlas girar, cada una de ellas otorga al visitante las mismas bendiciones que encierran sus versos escritos.

El teleférico:

Si quieres ver todo el encanto de Miyajima desde las alturas de sus montañas te recomendamos tomar el teleférico. El teleférico nos conduce hasta el observatorio Shishiiwa, un lugar desde donde tendrás unas espectaculares vistas de 360 grados de la isla y sus bosques como de la bahía y las isla del mar de interior de Seto.

El Miyajima Ropeway funciona todos los días desde las 9 hs hasta las 17 hs. Su tarifa es de unos ¥1800 para un viaje de ida y vuelta y de unos ¥1000 para un viaje de una sola mano, porque si lo deseas y tienes tiempo puedes aprobechar la subida del teleferico para despues bajar andando por alguno de los senderos interiores de la isla.

Galletas, Ostras y salsa de Soja:

Si sos uno de esos viajero foodie la isla de Miyajima también tiene algo para ofrecerte. Esta isla es especialista en las galletas rellenas y las preparan artesanalmente con una típica forma de hoja de arce. El relleno varía, pero las más típicas son las de pasta de judías rojas dulce, puedes conseguirla directamente en las pequeñas fábricas que las elaboran con sus máquinas a la vista, en un hipnótico sistema mecánico constante.

Además de sus galletas, Miyajima es famosa por sus ostras, que pueden conseguirse en la calle comercial de la isla de distintas formas, tanto a la plancha con mantequilla y limón como rebozadas y fritas. Otro lugar a visitar son las tiendas de salsa de soja de la isla, donde podrás probar y comprar la autentica salsa de soja fermentada de forma artesanal, mucho más densa y un verdadero antes y un después para tu paladar.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com