Elegida por tres años consecutivos como la ciudad con la mejor calidad de vida para vivir. Melbourne es una de esas ciudades que tienes que vivirla calle a calle, edificio a edificio  y rincón a rincón, por eso te traemos una mini guía por los 20 lugares que tienes que visitar por toda Melbourne. Una ciudad que sin dudas merece ser vivida!

Flinder Street Station

Ubicada en el centro de la ciudad, la Flinder Street es la más famosas de las estaciones de ferroviarias de Melbourne, aquí llegan o terminan gran parte de los trenes metropolitanos de la ciudad. En su entrada principal, debajo de la cúpula, se encuentra uno famosos relojes, cada uno marca el horario de salida del próximo tren y son además el punto de reunión favorito por los melburnian, si vives en esta ciudad es muy común escuchar “nos vemos bajo del relojes”

Federación Square

Frente a la Flinder Street Station en el centro financiero de la ciudad, esta moderna plaza seca tiene un diseño de lo más vanguardista. Aquí además de numerosos cafés y restaurantes se encuentran dos museos: Ian Potter Centre, dedicado al arte australiano; y el Australian Centre for the Moving Image, el cual muestra imágenes en movimiento en todas sus formas.

Contemplar la ciudad desde el piso 88 del Eureka Skydeck

Toda gran ciudad tiene que tener un gran mirador y por supuesto Melbourne no sea queda atrás, o mejor dicho abajo! El Eureka Skydeck nos permite observar la ciudad desde unos 285 metros de altura, convirtiéndolo en el observatorio más alto del hemisferio sur. Si el vértigo no es problema puedes pasar al ‘The Edge’, un cubo de cristal que sobresale tres metros del edificio y con un piso transparente.

Queen Victoria Market

Este gigantesco mercado es el lugar ideal para comprar tus souvenir viajeros además de ser un paraíso para el Godinez que todos llevamos dentro. Es el mercado más grande de la ciudad y de toda Australia. Sus siete hectáreas están divididas en zonas de carnicerías, pescaderías, verduras, alimentos preparados, un patio de comidas, ropa, bazar y artículos varios. El mercado abre todos los días excepto lunes y miércoles y te recomendamos que esperes a visitarlo antes de comprar cualquier souvenir o recuerdo ya que aquí encontrarás los mejores precios de toda la ciudad.

Bathing boxes de Brighton Beach

Estas casitas playeras son sin dudas el lugar más instagrameable de todo Melbourne. En total son unas 82 caseta de colores y pintorescos diseños. Fueron construidas hace más de 100 años y en un principio eran nada más que cambiadores para los bañistas, pero con el paso del tiempo se convirtieron en un objeto de deseo para los vecinos de la zona y hoy en día ser propietario de una de estas caseta puede costarte unos 200000 dólares! En verano se alquilan para reuniones y fiestas playeras, pero pueden visitarse todo el año.

Dendy Street Beach: la playa de las casitas de colores de Melbourne

The Block Arcade

Los Arcades son el nombre con las que se conoce a las clásicas y lujosas galerías comerciales de la ciudad, un recuerdo de los tiempos en que Melbourne fue la ciudad más rica de la faz de la tierra. The Block Arcade es tal vez la más conocida de estas galerías (junto a las bellísimas Royal Arcade y Cathedral Arcade), se construyó en 1893 con un diseño inspirado en la famosa Galería Vittorio Emanuele de Milán. El resultado fue uno de los espacios interiores más ricamente decorados de todo Melbourne, pisos de mosaicos traídos de Europa, ventanales de vidrios trabajados, hierro forjado y acabados de piedra tallada. Dentro un local destaca sobre el resto, el Hopetoun Tea Rooms, un increíble salón de te con todo el encanto british del “five o’clock te“, aunque si vas a esa hora seguramente tengas que esperar tu turno en la puerta.

El Luna Park de Melbourne

Este histórico parque de diversiones de la costa de Melbourne es el hermano mayor del Luna de Sidney. Fundado en 1912 este parque divirtió a varias generaciones con sus juegos, luces y montañas rusas y todavía lo sigue haciendo cada fin de semana. La entrada es gratuita y solo tienes que pagar por cada atracción que te subes, así que ni dudes en darte una vuelta por la costa al atardecer y entrar al parque por la noche cuando sus luces de neón empiezan a brillar.

Shrine of Remembrance

Este enorme memorial fue construido en honor a los hombre y mujeres de Australia que pelearon en la Primera Guerra Mundial. Luego en su subsuelo se agregó un moderno museo dedicado a todas las guerras donde los ejércitos australianos se vieron involucrados, y fueron varias. Su entrada es gratuita y adicionalmente en su terraza se encuentra un mirador desde donde se observa gran parte de la ciudad.

Jardines botánicos de Melbourne

En la margen sur del Río Yarra y a solo unos 15 minutos a pie desde la estación Flinders Street encontrarás unas 38 hectáreas repletas de bellos jardines y las plantas más exóticas del mundo. Dentro hay un sendero de unos 3,8 km que lo cruza de punta a punta. Su entrada es totalmente gratuita y abre su puerta todos los días del año.

Melbourne Museum

Este el el principal museo de historia, cultura y ciencia natural de Melbourne y uno de los más importante del país. Dentro de sus galerías te espera una amplia colección de fósiles de dinosaurios, animales disecados, un cine imax y una enorme colección de objetos históricos. Este museo está pensado para toda la familia y es uno de los mejores lugares para visitar con niños en la ciudad.

Royal Exhibition Building

Ubicado en los Carlton Gardens junto al Melbourne Museum, este histórico edificio se construyó en 1880 para la Exposición Universal y forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO por representar los días más gloriosos de la Revolución Industrial en Australia. Actualmente sigue abierto al pueblito como un centro de exposiciones temporales que varían según la época del año que las visites.

Recorrer las calles de Melbourne en tranvía

Los tranvías son sin dudas parte fundamental de la idiosincrasia del Melbourne. Tanto es así que su red de tranvías es la más grande fuera de europa y son el medio de transporte preferido por los locales. Para viajar en ellos primero tienes que conseguirte una Myki card, una tarjeta recargable que funciona en todos los medios de transporte de la ciudad. Pero tenemos una buena noticias si te mueves dentro del centro de la ciudad(Free Tram Zone) los tranvías son totalmente gratuitos. Además existe una línea historia, la número 35, que funciona de forma circular, dando la vuelta a todo el centro, un buen paseo para descansar un poco las pierdas y disfrutar de la ciudad de paso, mucho mejor que una banca!

La Melbourne Star

SI Londres tienes su gigantesca loria, Melbourne no podía quedarse atrás así que construyeron la Melbourne Star, un poco más chica que su contraparte inglesa pero igual de imponente. Esta vuelta al mundo mide unos 120 metros de altura y en cada una de sus cápsulas entran unas 25 personas. Desde aquí obtendrás unas magníficas vistas de toda la ciudad y su bahía!

La cárcel de melbourne Gaol

Australia tiene un pasado carcelario y esta antigua prisión imperial ubicada en el centro de la ciudad es su recordatorio. Aquí vivieron y murieron los criminales más perseguidos de Australia en el siglo XIX. Si te apasiona el turismo “Paranormal”, también existe una visita nocturna a la cárcel que nos cuenta las historias más terroríficas que sus gruesos muros de piedra esconden.  

Hosier Lane y los callejones de la ciudad.

Melbourne es un ciudad de callejones y cada uno de ellos tiene su propia personalidad, aunque tal vez ninguno sea tan conocido y colorido como el Hosier Lane. En esta estrecha callecita no hay ni un centímetro sin pintura e incluso muchas veces se ponen a disposición de los visitantes rotuladores para que dejes marca en esta emblemática calle de Melbourne. Siéntete libre de explorar cada rincón y callejón de la ciudad , dejando tus prejuicios y temores de lado, porque pases a la hora que pases en Melbourne estarás seguro, ya que esta es una de las ciudades con el índice de criminalidad más baja del mundo

Pasear por el Chinatown

El Barrio Chino de Melbourne no solo es uno de los más grandes de Australia, sino también uno de los más importantes del mundo. Fue fundado el siglo pasado cuando miles de inmigrantes chinos llegaron a la ciudad para trabajar en sus minas de oro. Aquí encontrarás varias tiendas especializadas en productos asiáticos y los infaltables restaurantes de comida china. Cuando lo visites no dejes de probar el “pato pekinés”, una de las especialidades más sabrosas y típicas de este Chinatown!

La casa de piedra de la familia Cook

En medio de los bellísimos Fitzroy Gardens, una pequeña y pintoresca casita de piedra atrae la atención de todos los visitantes que pasan por su puerta. Es la casa de la familia Cook, traída en partes desde Inglaterra y que según dicen fue el hogar de James Cook (uno de los más grandes navegantes ingleses y quien proclamó los territorios de Australia para la corona británica ) aunque en realidad no se sabe a ciencia cierta si vivió allí algún día, pero que la cosa es bonita es bonita!

La Biblioteca de Victoria

Ya seas un ávido lector o no, un recorrido por esta increíble biblioteca pública sin dudas te vendrá de maravilla. Esta es una de las bibliotecas más bonitas del mundo y cuando visites su sala octagonal sin dudas lo comprobarás. Fue construido en 1854 y además de funcional como biblioteca también es un museo dedicado a los libros. Además tiene un excelente wifi gratuito, otra buena excusa para visitarla!

Pasear por el Southbank

El río Yarra no solo cruza la ciudad sino que fue uno de los principales impulsores económicos de la misma. Fue del lecho de este río, donde se encontraron las primeras pepitas de oro que dieron el inicio a la fiebre del oro de Melbourne convirtiéndola en una de las más pujantes y ricas del mundo. Hoy en día los mineros ya no están pero todavía puedes pasear por su costanera y disfrutar de un de los mejores atardeceres que Melbourne puede ofrecer!

Visitar la Phillip Island

Si buscas algo de naturaleza en tu visita a Melbourne te recomendamos dar un paseo por la Phillip Island. Ubicada a tan solo unos 140 kilómetros y unas dos hora de viaje del centro de la ciudad, esta reserva de vida silvestre es uno de los mejores lugares para el avistaje de pingüinos y otras aves marinas. Un qué hay tours directos desde la ciudad, a esta isla se llega fácilmente en transporte pública tanto en ferry como en bus. Además si sos un amante del surf te contamos que esta isla tiene una de las mejores condiciones para la práctica de este deporte de toda Australia y fue sede en distintos eventos como el Rip Curl Pro y el Roxy Pro Women’s Surfing Festival.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com