Construidas a finales del siglo diecisiete, este conjunto de iglesias y misiones de la Compañía de Jesús destacan por su gran belleza arquitectónica, su estilo casi único, marcado por la fusión de influencias culturales europeas y americanas y su importancia en la historia y el desarrollo de esta región de la actual Bolivia.

Ubicadas al noreste de la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, este conjunto de de reducciones construidas por los jesuitas para difundir el cristianismo en la zona, convirtiendo a su población local y creando pequeñas colonias con una economías prósperas y virtualmente autónomas de la corona español. Conocidas como las Misiones jesuitas de Chiquitos, seis de estos establecimientos fueron incluidas en el listado de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1990.

La mayoría de estas iglesias fueron diseñadas por el arquitecto y músico jesuita suizo Martín Schmidt, el cual adaptó el estilo clásico de los jesuitas a los climas tropicales y los materiales disponibles en la zona. En su construcción se puede observar un estilo barroco mestizo, producto de la influencia europea mezclada con el aporte artesanal y artístico de los indígenas.

Después de la expulsión de la orden jesuita de los territorios españoles en 1767, la mayoría de las reducciones jesuitas en el continente Sudamérica fueron abandonadas y quedaron en ruinas. Sin embargo las misiones de Chiquitos pudieron sobrevivir y gracias a su restauración en los años 70s hoy podemos verlas en su plenitud, con toda su belleza original intacta y se han convertido en un destino turístico en sí mismo, creando un ruta temática en torno a ellas.

Unos 300 kilómetros separan a San José de Chiquitos, la población más grande, de la ciudad de Santa Cruz, la urbe más cercana. Hasta hace unas décadas, la única manera de conectar estas dos zonas era con varios días de cabalgata o un vuelo en avioneta, hoy en dia se construyeron caminos que conectan todas las misiones, permitiendo una mejora en al calidad de vida de sus habitantes e incluso la llegada del turismo.

San José de Chiquitos

Fundada en 1698 esta fue la tercera misión construida en la zona. En un principio la misión estaba habitada por la tribu penoca. A diferencia de sus vecinas esta misión está construido en piedra. Esta misión está constituida por una capilla funeraria, una iglesia principal, una casa para los sacerdotes y un grupo de edificios que funcionaron como talleres.

San Javier

Esta es la misión más antigua de todas, fue fundada en 1691 aunque su edificio principal data de 1749. Todo su templo principal tiene una gran belleza artística con tallados ornamentales de columnas y dibujos en madera con tonos amarillo café y negro.

San Rafael de Velasco

Esta fue la segunda misión en establecerse, se construyó originalmente en 1696 y fue mudada una vez en 1701 y nuevamente  en 1750 debido a las epidemias en la región. Su arquitectura comparte muchas de las mismas características del resto de las misiones siendo restaurada entre 1972 y 1996 como parte del proyecto de restauración de Hans Roth.

Concepción

Esta es una de las más famosas y mejor conservada de las misiones jesuíticas bolivianas. Su arquitectura barroca tiene una nave de tres cuerpos,con filas de columnas talladas en madera, altares y pinturas realizadas por los lugareños. La misión fue habitada por los chiquitanos, la tribu más grande de la región y por eso el nombre de todo el conjunto de templos.

San Miguel de Velasco

San Miguel fue fundada en 1721 y es una pequeña población, con menos de 5000 habitantes, su iglesia principal es considerada por los expertos como la más exacta históricamente de todas la iglesias jesuitas restauradas.

Santa Ana de Velasco

Santa Ana es un pequeño y tranquilo poblado con escasamente 280 habitantes donde el tiempo parece haberse detenido. Su iglesia fue construida luego de la expulsión de los Jesuitas en 1767, por lo que se estima que fue levantada completamente por la población indígena.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com