Si pensamos en playas y Río de Janeiro lo primero que nos viene a la cabeza sin dudas son las super conocidas Copacabana e Ipanema, pero Rio es mucho más que grandes ciudades llenas de edificios y embarcaciones.  Para que tengamos una idea la costa del estado de Río de Janeiro se divide básicamente y 3 regiones: La Costa Sur, la Bahía de Guanabara (Río Grande) y la región de los lagos (Costa Norte).

En alrededor del mapa te traemos un listado con las mejores y más desconocidas playas en el estado de Río de Janeiro, algunas de ellas con una naturaleza prácticamente virgen, que te harán sentir que estás en un verdadero paraíso terrenal.

Antigos y Antiguinhos – Paraty

antiguos

Situadas entre montañas y selvas, estas dos bahías tienen aguas cálidas y playas con arena blanca y fina. El acceso es un poco difícil y no se puede llegar en coche, sólo por caminado o en barco. En la esquina derecha de Antiguinhos pasa una corrientes de agua dulce, ideal para limpiarse la sal del cuerpo.

Situado en un área de preservación del medio ambiente es una de las más bellas playas de Paraty y esta área. Una densa selva tropical, completan este paisaje paradisíaco.

José Gonçalves – Búzios

josebuzios

Esta pequeña playa ubicada en las afueras de Búzios, está muy muy bien conservada  y se caracteriza por sus magníficas olas que atraen a muchos surfistas de todo el país. La línea de costa está bordeada por piedras redondeadas oscuras y cabos verdes. No hay quioscos o bares en esta playa, solamente un puesto que sirve deliciosos mariscos.

Lighthouse Beach – Arraial do Cabo

arraial-do-cabo

Esta playa fue elegido por varios años consecutivos la playa más perfecta en Brasil teniendo en cuenta elementos tales como el color y la temperatura del agua, el color de la arena, la temperatura y velocidad del viento promedio. tiene 1000 metros de largo, grandes dunas, aguas azules y transparentes.

La isla del faro, es considerada por la UNESCO como una reserva de la biosfera, tiene 5 km de largo, con picos de hasta 390 metros, casas y además de las ruinas del antiguo faro, construido en 1833.

Prainha – Río de Janeiro

Prainha

Ubicada a tan solo 35 kilometros de Copacabana, Prainha (Playita), con sus aguas cristalinas y maravillosas olas, es una suerte de sitio sagrado para los amantes del surf, que llegan temprano todos los días para disfrutar de este paraíso natural protegido por morros y piedras cubiertos por la exuberante selva atlántica.

Esta playa se encuentra en Barra da Tijuca a minutos del centro de la ciudad Río, y tiene sólo 700 metros de arena, rodeado por dos colinas con una naturaleza casi virgen.

Azeda – Buzios

azeda

Con 300 mts de longitud, aguas azules y cristalinas, arena clara y fina está considerada por muchos como la playa mas bonita de Buzios y una de las mas bonitas del Brasil. La tranquilidad y transparencia del mar la convierte en un lugar óptimo para practicar snorkell. Bordeada por paredones rocosos y dueña de un caserón colonial, fiel representante del célebre Estilo Buzios, brinda un paisaje muy pintoresco.

El acceso a la playa se realiza desde un sendero al final del lado derecho de la playa dos Ossos o por aquataxi desde el muelle en el centro. Junto a esta playa se encuentra su hermana menor, la Azedinha, una diminuta playa que puede ser explorada en tan solo 40 pasos. Se puede llegar a ella desde un camino a la derecha de Azeda que desemboca en esta hermosa pero diminuta playa.

Playa de Dois Ríos – Ilha Grande

dois-rios-ilha-grande-4

A esta playa llegan dos corrientes de agua dulce, una a cada lado, de ahí, el origen a su nombre. Sus finas arenas de color amarillo claro recorren su costa de 1 km de extensión. Aquí se produce un mix entre el azul esmeralda de sus aguas de mar y las claras aguas verdes de sus dos ríos a cada margen de la playa. Los días del mucho sol el color es un azul fluorescente. En la playa del lado oceánico, las olas son grandes pero suaves, su fondo es liso, compacto, de poca profundidad en las márgenes, ideal para snorkel, buceo, surf, pesca o simplemente relajarse y tomar un buen baño.

La isla Grande fue antiguamente una colonia penal y albergó a un presidio de máxima seguridad, que hoy dejó sólo sus ruinas.  La isla, tiene una superficie de 193 kilómetros y es ahora un destino turístico muy popular que se caracteriza por su belleza escénica, playas tropicales vírgenes, exuberante vegetación y el paisaje accidentado.

Mapa:

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com