En el estado de Chiapas al sur de México, entre la densa selva y las montañas, podemos encontrar uno de los paisajes naturales más hermosos de todo el país azteca. Estamos hablando de las maravillos Cascadas Azules, un conjunto de más de 500 cascadas, las cuales maravillan a todos sus visitantes por los vivos colores de sus aguas, las cuales parecen de una pintura.

Todas estas cascadas se forman se forma al descender el Río Tulijá por la densa selva chiapense. Aquí a lo largo de unos seis kilómetros podemos encontrar casi 500 cascadas, las cuales van desde los dos metros de alto hasta los treinta!

Debido a la gran presencia de minerales en sus aguas, y las sales de carbonatos que llevan disueltas; está cambian de color, cada vez que avanzan de una piscina a otra, tomando un color mucho más intensos en las últimas. Durante la estación seca, los colores van del azul celeste al verde esmeralda oscuro. En cambio durante la temporada de lluvias, sus aguas toman un color amarronado.

Debido a su aislada ubicación en medio de la selva, llegar hasta ellas no es del todo sencillo. Sin em bargo se ofrecen tours regulares desde las ciudades y pueblos cercanos, para todo aquellos viajeros que quieran vivir la magia de estas caídas de aguas en primera persona. 

Las actividades van desde caminatas de trekking siguiendo su caída, nadar en alguna de las piletas naturales. Los más aventureros también pueden atreverse a realizar travesías en kayak por sus turbulentas aguas o incluso bucear en sus aguas cristalinas. Pero sin dudas una de las mejores opciones que ofrecen estas aguas son los safaris fotográficos, donde podremos apreciar los mejores países y capturarlos con nuestras camaras.

Solamente los tres kilómetros inferiores están abiertos al turismo. La parte superior de las cascada fue declarada un área militar restringida, para proteger la biodiversidad de la zona y mantenerla intacta del desgaste turístico.

Un hecho curioso ocurrió después de un gran terremoto ocurrido en 2017. Después del movimiento tectónico, gran parte del lecho del río cambió y las cascadas secaron. Debido a esto, la economía local se vio fuertemente amenazada, por lo que los habitantes trabajaron para desviar el agua a su curso original. Después de solo dos meses de arduo trabajo esto se logró, pudiendo recuperar la inigualable bellezas de las Cascadas Azules.

Como llegar a las Cascadas Azules:

La mejor opción para llegar a las Cascadas Azules se puede acceder por la carretera desde la vecina ciudad de Palenque, la cual se encuentra a unos 69 km. Otra opción es hacerlo desde Tuxtla Gutiérrez, la capital del Estado de Chiapas, desde aquí se debe toma la carretera al este con rumbo a Palenque;y antes de llegar a esta ciudad, se encontrará el desvío que lleva las cascadas. El tiempo de esta travesía en un vehículo particular es de aproximadamente unas 5 horas y treinta minutos.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com