Ya sean de carne, pollo, chorizo, cordero, camarones u hormigas asadas, los tacos son sin dudas el platillo nacional mexicano por excelencia. Déjate llevar por el auténtico sabor mexicano y prepárate para recorrer más de cincuenta variedades de tacos, un post no apto para lectores hambrientos.

Se dice que este platillo nació hace cientos de años cuando las culturas prehispánicas, utilizaban las tortillas con mollique, que eran preparadas sobre piedras calientes y acompañadas de frijol y chile, ingredientes que todavía constituyen la base alimenticia del pueblo mexicano. El guiso que se le ponía en ese entonces al taco, se basaba en la carne que se consumía durante esa época.

Muchos años después, la gastronomía tex-mex (la texana y la mexicana), ayudó a popularizar los tacos por tacos el mundo, sin embargos, estos tacos representan poco y nada la auténtica cocina mexicana. Si quieres probar el verdadero taco mexicano, no tendrás otra alternativa, que sacar un pasaje al país azteca, y te puedo asegurar que no te arrepentirás.

Te traemos una mini guia gastronomica con cincuenta variedades de tacos que podrás encontrar en las mesas mexicana. Cada una adaptándose a las costumbres e ingredientes locales, demostrandonos que nunca podrás aburrirte de comer tacos, porque en cada esquina encontrarás uno distinto por probar.

Por tortilla

Tacos de canasta o sudados: nacieron en 150 en San Vicente Xiloxochita, Tlaxcala ante una crisis de empleos, como una manera económica y deliciosa de comer. También son llamados tacos sudados, y aunque su contenido suele ser chicharrón, papa, frijoles, u otros., su particularidad reside en que son preparados al vapor y por lo tanto la tortilla queda muy suave.

Tacos dorados: la tortilla se fríe previamente, pueden ser prácticamente de cualquier contenido, pueden ir enrollados o simplemente doblados.

Tacos acorazados: su tortilla de arriba lleva una cama de arroz y sobre ella algún guisado. Se sirve en doble tortilla y son oriundos de Cuautla, Morelos.

Tacos miniatura: tacos dorados muy pequeños, con pollo, papa o carne de res deshebrada, salsa, queso y crema.

Tacos blandos: de tortilla blanda, generalmente la mayoría de los tacos son blandos.

 

Por contenido

Taco mi Matamoros querido: tortilla frita, carne de bistec o fajitas y queso fresco, cilantro, aguacate, cebolla cruda frita, con salsa Mexicana.

Tacos gobernador: de camarón con queso.

Tacos ahogados: tacos dorados en salsa o caldillo de jitomate, con col cebolla y frijoles. De Guadalajara.

Tacos de carnitas: de distintas partes de cerdo, generalmente cocidas con manteca y especias.

Tacos al pastor: el preparado de la carne de puerco o de ternera (usualmente) se hace en un braseado de tradición libanesa. Nacieron en la década de los 60 luego de una importante migración de libaneses a la Ciudad de México.

Tacos placeros o botaneros: su nombre viene del hecho de que son vendidos en las plazas, tianguis, mercados, etc., Pueden ser de muchos tipos, pero en general, el término refiere que son tacos “corrientes”, de calle, pero muy sabrosos.

Tacos de barbacoa: son tacos de diversas carnes preparadas a la barbacoa, y esta última refiere el método de cocción en jugo de limón o al vapor. La carne puede ser de oveja, cabra, conejo, pollo, pescado, venado e iguana.

Tacos de suadero: de carne de res, la que se encuentra entre el costillar, el pecho, muslos y la piel.

Tacos de cabeza: se trata de partes de la cabeza de la vaca. Son tacos de una mezcla de ojo, labio, cachete, lengua y sesos.

Tacos de chanfaina: de un guisado espeso de origen español, a este se le agregan partes picadas de distintas carnes o bien, del mismo animal.

Tacos de tripas: hechos con tripas de res, generalmente.

Tacos surtidos: el término se refiere a la mezcla de distintas partes del cerdo, aunque también puede aplicar para carnes de distintos tipos en un mismo taco.

Tacos de cecina: a la cecina en el norte se le llama a la carne de res salada secada al sol, y en el centro del país, a una tira de carne de res delgada cocida; de ambas se hacen deliciosos “tacos de cecina”.

Tacos de sal: la tortilla con un poco de sal, el taco más común y “democrático”.

Tacos de aguacate: de aguacate con un poco de sal, probablemente uno de los más antiguos.

Tacos mixiote: con una o más hojas de mixiote (cocidas) y distintos tipos de carne.

Tacos de chilorio: originarios de Sinaloa, se tratan de tacos de carne de cerdo desmenuzada, condimentada con chile pasilla, ajo, comino, orégano y sal y cocida en manteca. En ocasiones se usa también carne de res o pavo.

Tacos de chilayo: de carne de cerdo deshebrada, nopales y verduras cocinados en una salsa con tomates y jitomates. Son de Colima.

Tacos de charales: hechos con una especie de pez, muy pequeñito, que vive en los lagos de México. Suele secarse y marinarse antes con sal y limón. También se comen empanizados.

Tacos de coachala o guachala: pollo y carne de cerdo en chile pasilla.

Tacos de chicharrones de vieja: de carne de chivo frita en manteca de cerdo. De Durango.

Tacos de caldillo durangueño: de carne de res en adobo de ajo, cebolla, jitomate y chile ancho o mulato. De Durango.

Tacos de requesón: hechos con el derivado de la elaboración de quesos de pasta blanda.

Tacos de pepena: elaborados con tripas y corazón de res en salsa de tomate.

Tacos de aporreadillo: de cecina de res picada y frita con cebolla, chile verde, jitomate y huevos revueltos. De Michoacán.

Tacos de chicharrón de camarón: camarones rebozados y fritos acompañados de col, mayonesa y salsa roja. De Baja California y Baja California Sur.

Tacos de marlin ahumado: de este tipo de pez preparado ahumado.

Tacos de pescado zarandeado: de Nayarit.

Tacos de macha de langosta o de matarraya: la carne se cocina a la mexicana, con jitomate, cebolla y chile verde.

Tacos de cabrito a la leña o al pastor: carne asada al carbón, en tortillas de harina y salsa de chile piquín o de monte. De Coahuila.

Tacos Laguneros: es uno de los pocos tacos de tradición que podrían calificar como vegetarianos. Llevan rajas de chile poblano asado, jitomate, queso manchego, cebolla; son peculiares pues la tortilla va un poco frita y se calientan envueltos en papel aluminio al horno. (Algunas personas también los preparan con carnes de distintos tipos). De Coahuila.

Tacos de tuétano: se hacen con la médula de los huesos de distintos animales.

Tacos de arrachera: de carne de res que proviene del diafragma de la vaca, a su tipo de corte también se le llama así.

Tacos de chicharrón: son prácticamente tacos hechos con la piel del cerdo.

Tacos potosinos: de queso y tortillas rojas doradas con escabeche.

Tacos de chochas: tacos de yucca en salsa de jitomate, o con huevos revueltos.

Tacos envenenados: mezcla de frijol, papa, chorizo y queso fritos en manteca. De San Luis Potosí.

Tacos mineros: con pasta, papas, tocino y carne de cerdo.

Tacos de nopal asado: con nopal asado, suele agregársele cilantro y jitomate picados.

Tacos de nata: nata, crema y rajas de chile poblano, bañados con caldillo de jitomate, al horno. De Guanajuato.

Tacos dorados de pejelagarto: tacos dorados de pejelagarto a la mexicana, con jitomate, cebolla y chile verde. De Tabasco.

Tacos de carne salada con chaya: de picadillo, cecina o machaca, plátano y hojas de chaya.

Tacos de cochibita pibil: esta deliciosa carne deshebrada, un platillo típico de Yucatán, se prepara con carne de cerdo adobada y achiote.

Papadzules: tacos de huevo duro en salsa de pepita de calabaza, con salsa roja de chile habanero.

Tacos de chochito: de lechón adosado al horno.

Tacos de pito: flores de colorín guisadas en tortillas capeadas servidas en tacos con caldillo de jitomate. De Chiapas.

Tacos de plátano frito con salsa chimole: con tiras de plátano frito en tortilla frita bañados con chimole (salsa espesa y negra hecha con chiles quemados).

Tacos de pescado Tikin xic: pescado a las brazas con adobo de chile ancho y achiote. De Quintana Roo.

Tacos de Tzic de venado: de salpicón de carne de venado (o res) cocinada en hoja de plátano, con rábano, cebolla, ajo, chile jalapeño, naranja agria y aceite. De Yucatán.

Tacos de coetlas: hechos con gusanos criados en el árbol de chía. Se comen con salsa de chile. De Puebla.

 

Las más exóticos:

Tacos de chapulines: de chapulines secos. Se consumen en distintos estados, sobre todo del centro del país, como Oaxaca. Acompañados de guacamole, limón o salsa.

Tacos de chinicuitles: hechos con los “deliciosos” gusanos de maguey.

Tacos de jumiles: con chinches de monte.

Tacos de hormiga chicatana: con guacamole y hormigas asadas al comal. De Chiapas.

Tacos de escamoles: de deliciosa hueva de hormiga.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com