Esta pequeña isla del caribe holandés además de contar con una gran encanto natural y bellas casonas de estilo colonial tiene dos particularidades que la hacen única y sin dudas tendrás ganas de conocer. Es el pico más alto dentro del Reino de los Países Bajos, ya que se ubica sobre un volcán activo de mas 877 metros de altura, además de contar con uno de los aeropuertos activos más peligrosos del mundo.

Saba tiene tan solo unos 13 kilómetros cuadrados y menos de dos mil habitantes, este territorio forma parte de los países y territorios de ultramar de la Unión Europea. La isla forma parte del Reino de los Países Bajos como un municipio especial desde 2010, pero no forma parte de la Unión Europea a semejanza de otros territorios de soberanía europea que comparten este estatus; por ejemplo Groenlandia (Dinamarca), Polinesia Francesa (Francia) e Islas Caimán (Reino Unido).

Al ser colonia holandesa, en Saba se habla neerlandés, pero uno de los idiomas más utilizados, incluso para la educación, es el inglés. La mayor parte de la población reside en el poblado de The Bottom (la capital de la isla), Windwardside, Hell’s Gate y St. Johns.

El ambiente de Saba se compone ampliamente de bosques, con muchísimos helechos y suelo húmedo, además de ser un lugar ideal para conseguir mangos. Antes solía haber bosques de Caoba de la Montaña, hasta que fueron destruidos en 1960 por un huracán. Sin embargo, esta especie no era verdaderamente caoba, y los árboles que sí lo son y además nativos de la zona se están extinguiendo.

A solo unos 4 kilómetros de la isla se encuentra el Banco de Saba, un atolón sumergido con muchas especies acuáticas, y es un centro pesquero de primera calidad por su abundancia de langostas.

A Saba se la conoce también La Reina Virgen del Caribe, ya que posee excelentes terrenos para realizar ecoturismo, buceo, alpinismo y excursionismo. Aunque la mejor actividad que nos propone Saba es caminar por sus empinadas callecitas en búsqueda de la mejor vista de postal de todo el caribe.

La isla está conectada con sus vecinas del caribe mediante barcos y líneas de ferry, aunque la mejor manera de llegar hasta ella es por medio de su aeropuerto, la cual tiene una pista aérea considerada la más corta y peligrosa del mundo. La aerolínea Winair opera vuelos regulares hasta el aeropuerto de la de Isla de San Martín. Los Jets no es capaz de aterrizar en el aeropuerto, ya que la pista es muy corta (tan solo unos 400 m), así que se utilizan aeronaves turbohélices del tipo DHC-6 o directamente helicópteros.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com