Cuando en septiembre del 2019 la compañía Thomas Cook había entrado en bancarrota dejando a casi medio millón de viajeros varados en todo el planeta, su nombre resaltó en todos los periódicos del mundo, anunciando el posible final de la agencia de viajes más antigua del mundo, una compañía de nada más y nada menos de 178 años.

Siempre que había escuchado o más bien leído el nombre de la aerolínea Thomas Cook me resultaba algo extraño su nombre, como que era el nombre de una compañía de otra epoca, una epoca incluso más antigua que el de las mismas aerolíneas. Y después de investigar un poco sobre ella descubrí que esto era totalmente cierto ya que la historia de Thomas Cook se remontaba al siglo XIX, una compañía que fue precursora en muchas de las cosas que hoy vemos como “comunes” en el mundo del turismo y que por eso en Alrededor del Mapa te contamos su historia!

De alcohólicos anónimos al rey de los viajes:

La historia de Thomas Cook comienza con el mismísimo señor Thomas Cook, un joven ebanista inglés el cual Influenciado por un ministro bautista local, decidió tomar la promesa de templanza, una especie de juramento de la lucha contra el alcohol y los vicios muy de moda en la inglaterra victoriana. Yendo a una de estas reuniones anti-alcohol fue que  Thomas tuvo una idea que no solo le cambiaria su vida sino que también cambiaría la forma de viajar para millones de personas.

En 1841 se realizó un gran congreso de la lucha contra el alcohol y Cook aprovechó esto para organizar un gran viaje junto a su congregación. Cook logró arreglar con la empresa de ferrocarriles locales, consiguiendo un buen precio para el viaje y así llevó a unas 500 personas así el congreso, naciendo así la primera empresa de viajes de la historia.

Luego en 1846, llevó a 350 personas de su ciudad Leicester en una gira por toda Escocia. En 1851 fue un gran año Thomas Cook, ya que arregló que 150.000 personas viajaran a la Gran Exposición en Londres, algo que le dio un gran renombre en el mundo de los viajes. Cuatro años más tarde, planeó su primera excursión al extranjero, cuando llevó a dos grupos de turistas a un viaje totalmente organizado por Bélgica, Alemania y Francia, que terminó en la gran exposición universal de París.

El padre del turismo de masas:

Si alguna vez conseguiste una oferta en un viaje de último momento o te viste abrumado por una horda de viajeros en alguna típica atracción turística del mundo, todo eso se lo debemos al señor Thomas Cook. Su historia continúa en 1865, cuando la compañía abrió su primera oficina en el centro de Londres, la capital del mundo de aquella época. Además esta tienda vendía accesorios de viaje esenciales para los turistas victorianos, como guías de viajes, calzado, equipajes, porta sombreros, paraguillas para el sol y como no podía falta, algún que otro telescopio. Luego en 1872, el hijo de Thomas se unió al negocio naciendo así la Thomas Cook & Son. Sobre este mismo local funcione el primer hotel de la compañía, el cual seguía su modelo moral de templanza y estaba dedicado a los viajeros que querían alejarse de las “tentaciones”.

En los siguientes años, la compañía incorporó otras novedades que revolucionarán la industria. Thomas Cook & Son creó una especie de revista de viajes, sugiriendo nuevos destinos, tips y experiencias para los viajeros, algo así como el tatarabuelo de los blog de viajes, inclusive este mismo qué estás leyendo ahora. Este libro además incluye unos  cupones desmontables, los cuales eran válidos para una comida en un restaurante o una estadía en un hotel, siempre que estuvieran en la lista de Cook.

Pensando en los viajes internacionales la compañía ideó un sistema de notas circulares que podían cambiarse por monedas locales en distintos hoteles y bancos, siendo este el origen de los famosos cheques de viajes. También coordinaron con las varias empresas de ferrocarriles europeas para crear algo así como los pases de ferrocarriles que conocemos hoy en dia.

Para 1888, la compañía había establecido oficinas en varios países europeos, además de Egipto, Australia y Nueva Zelanda. Sus servicios se convirtieron en algo sumamente popular y por ejemplo un esposo y una esposa podrían pagar unos £ 85 por una gira de Thomas Cook por Alemania, Suiza y Francia durante seis semanas. Si bien es lo suficientemente costoso como para que el viaje sea el único en la vida de la pareja, la compañía organizará una variedad de actividades nuevas para la clase media, incluidas visitas a museos, conciertos de ópera y la práctica de deportes como el alpinismo.

En 1928 la familia Cook vendió la compañía a la Compagnie Internationale des Wagons-Lits, la misma que operaba el famoso tren Orient Express. Después de la segunda guerra mundial la compañía fue nacionalizada junto con los ferrocarriles, convirtiéndose en parte de la Comisión de Transporte Británica, quedando en manos del gobierno británico hasta que fue desnacionalizada en 1972.

De la cima a la bancarrota, sin escalas:

En las siguientes décadas la empresa fue cambiando de manos y creciendo en el negocio de los viajes, alcanzando verdaderamente una escala global. Con la llegada del nuevo siglo y el crecimiento de las aerolíneas low cost, la compañía decidió comenzar a operar sus propios vuelos, para lo cual lanzaron su propia aerolínea. Durante los siguientes años, la compañía continuó creciendo, construyendo resort y hoteles por todo el mundo, ademas de expandir las operaciones de su aerolínea. Si bien en estos años sus operaciones crecieron, también lo hizo su deuda, llegando a un punto extremadamente peligroso.

A principios de 2019, la compañía cerró varias de sus tiendas físicas y despidió a un gran número de sus empleados, como una manera desesperada de achicar su enorme déficit. Sin embargo en septiembre de ese año la compañía tocó fondo y de un dia para el otro se declaró en bancarrota, dejando a casi medio millón de viajeros varados en los aeropuerto de todo el mundo. La crisis fue tan grande que el gobierno británico debió alquilar alrededor de 40 aviones de varias aerolíneas, incluidas easyJet y Virgin Atlantic para “rescatar” a sus ciudadanos y traerlos nuevamente al Reino Unido.

Este fue el peor de los finales para una compañía pionera en el mundo de los viajes. La empresa que inventó el turismo como hoy lo conocemos. Con Thomas Cook el viajar por placer ya no fue algo exclusivo de los millonarios, haciendo que mundo esté al alcance de todo aquel que lo quiera conocer!

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com