Una de las curiosidades geográficas de Rusia que muy pocos viajeros saben es que, este gigantesco país, no solo tiene ciudades dentro de sus fronteras, sino que además tiene un pequeño enclave legado de su epoca sovietica, en pleno territorio de la unión europea, a casi 600 kilómetros de las fronteras rusas.

Originalmente fundada bajo el nombre de Königsberg por el por el rey Otakar II de Bohemia, en 1255, fue parte de alemania durante varios siglos hasta que durante la segunda guerra mundial, fue capturada por el ejército rojo y anexada a la entonces Unión Soviética.

Al caminar por las calles de Kaliningrado veremos una interesante mezcla arquitectónica entre un marcado estilo alemán medieval y el brutalismo soviético de las últimas décadas del siglo XX. Aunque pese a su historia las tradiciones alemanas son muy limitadas en estas tierras, solo se conservan en algunos platillos típicos y no mucho más. Esto es así porque a poco de finalizada la guerra, los ciudadanos alemanes fueron expulsados y reemplazados por colonos rusos que crecieron sin ningún tipo de influencia germana, polaca o lituana.

 

Que ver y hacer:

La Catedral de Königsberg

Esta catedral de ladrillo de estilo gótico es todo un icono de la antigua ciudad alemana. Fue construida como la sede de los Príncipes Obispos de Samland en el siglo XIV, luego se convirtió en la iglesia luterana de la Universidad de Albertina en 1544. Durante los bombardeos nocturnas de la RAF a fines de agosto de 1944 la catedral sufrió un incendio que que le provocó grandes daños; pero fue reconstruida en 1992.

B-413 Submarine y Museum of the World Ocean

Si siempre quisiste entrar en un submarino soviético en kaliningrado tendras tu oportunidad de hacerlo. Este submarino que pertenece al período pre-atómico es el único de su tipo que se encuentra en exposición en el mundo. Pertenece al complejo de buques museos del “Museum of the World Ocean” donde ademas podras subirte a un rompehielos, distintos buques de investigación científica, un buque faro, un centro de exposiciones  y un acuario entre otros.

 

El museo del ambar:

El ámbar es la piedra estrella en Kaliningrado y no es para menos porque muy cerca de aquí se encuentra el yacimiento más grande del mundo de esta resina fosilizada, que representa más del 90% de las reservas mundiales.

El museo propiamente dicho se encuentra localizado en una fortificación construida durante las guerras napoleónicas y que en 1972 fue restaurado para instalar allí el museo. Entre los objetos expuestos se encuentran la segunda pieza más grande del mundo de ámbar y un florero de 1,2 de altura llamado The Abundance, así como una colección de más de 3.000 piezas con inclusiones ámbar.

Entrada: $150 RUB (unos 2 euros)

Horarios: Martes a Domingos de 10:00 a 18:00 hs. Cerrado los lunes

 

Probar su cerveza

Debido a sus orígenes germánicos, la cerveza siempre fue motivo de orgullo para esta ciudad, que a albergar varias fábricas importantes y estas eran considerada como una de las mejores cervezas de Europa. Hoy en dia las grandes empresas cerveceras conviven con las microcervecerías. Incluso algunas cervecerías ofrecen visitas especiales en las que se explica el proceso de elaboración de la cerveza de Kaliningrado, hecha solamente con lúpulo, cebada y agua, se pueden catar bebidas más fuertes con especias añadidas.

 

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com