El británico, fue el imperio más grande conocido alguna vez por el hombre. Con una población cercana a los 458 millones de súbditos y sus cientos de territorios, dominios, colonias y protectorados, el British Empire, marcó el rumbo de la historia durante casi 400 anos, pero tal vez una de las cosas más asombrosas es que una parte, de este inmenso poder se lo debe al refrescante cóctel Gin and tonic.

Para entender mejor esto, tenemos que remitirnos a los primeros años del Siglo XVIII, en estos años de plena expansión, solo una cosa parecía frenar a las tropas imperiales, las enfermedades tropicales. El paludismo o malaria, era el verdadero némesis a combatir, una enfermedad que se cargaba año tras año más víctimas que las balas de los enemigos.

Fue entonces cuando en 1820 el doctor escocés George Cleghorn, descubrió que la quinina, un compuesto extraído de la corteza de los árboles de quino, podía ser utilizada para prevenir y tratar enfermedades como la malaria.

Luego en 1870 la farmacia anglosajona, J. Schweppe & Co tuvo la idea de incluir quinina en la soda carbonatada de naranja que producía y así nació la primera agua tónica; una bebida que además de refrescante se promocionaba como un efectivo medicamento para combatir el paludismo.

Pasaron los años y el imperio siguió creciendo, a los soldados destinados a la colonia de la India, ya se les daba una ración de ginebra reglamentaria y se les añadió una de agua tónica a modo de medicina preventiva. Y luego ocurrió lo inevitable.

Para celebrar las sucesivas victorias de las tropas británicas en la India, un alto oficial británico propuso añadirle ginebra a la tónica para preparar el primer gin&tonic de la historia. No sabemos si fue las propiedades medicinales de la tónica, el vigor del gin, o la mezcla de ambos, pero que ayudó a los soldados del imperio es indiscutible.

Hoy en día tomar un rico gin tonic, no creo que te ayude a combatir la malaria, de hecho ya era bastante discutido en su época, además el agua tónica de hoy, contiene mucho menos quinina, y suele endulzarse, por consiguiente, es mucho menos amarga. Pero que refresca y divierte eso nadie lo puede discutir.

Esta es la historia del gin&tonic, uno de los tragos más populares durante el verano, ya seas un explorador en la áfrica ecuatorial o un turista playero all inclusive.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com