Te invitamos a un recorrido por Giethoorn un pueblo repleto de magia conocido como la “Venecia de Holanda” del cual sin dudas te enamorarás a primera vista. Un pueblo encantador con pequeñas casas que parecen salidas de un cuento de hadas el cual no tiene calles para automóviles ni vehículos y sus habitantes solo pueden moverse por canales que comunican los diferentes puntos de la ciudad.

Este pintoresco pueblito fue fundado en 1230, y aunque parezca extraño en un principio no tenía canales ni nada por el estilo, sino que fueron construidos con el paso de los años cuando sus habitantes comenzaron a extraer los depósitos de turba del suelo, estos gigantescos hoyos se fueron llenando de agua y con el paso de los años se fueron formando los canales.

Para moverse por el pueblo se utilizan unas barcas típicas de la zona, denominadas “punter”, que se impulsan, como las venecianas, gracias a unos largos palos, los “punterboom”. Esto es posible a la poca profundidad de los canales. Además los turistas puede alquilar botes eléctricos, a remos, piraguas y, quien se atreva a manejarlos, los “punters”.

La mejor manera para llegar hasta Giethoorn desde Amsterdam, podemos tomarnos un tren desde la capital hasta Steenwijk, el lugar más cercano con estación de ferrocarril, el cual se encuentra a 5 kilómetros de Giethoorn y desde allí tomar un autobús local. El viaje dura en total unas dos horas y media en cada sentido y requiere de dos trenes y un autobús.

Muy cerca de aquí se encuentra el Parque Nacional de Weerribben-Wieden, el cual ocupa cerca de 6.000 hectáreas de lagunas, cañaverales, pantanos y prados húmedos… Esta área natural también oferta un lugar ideal para la práctica de deportes acuáticos especialmente durante los meses de verano.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com