Escenario de estreno de grandes obras clásicas como “El Lago de los Cisnes”, la “La Bella Durmiente”, “El Cascanueces” y “Espartaco”, entre otras, el imponente Teatro Bolshói es todo un icono y referente de la cultura moscovita.

Su edificio fue construido en 1825 por el arquitecto Ósip Ivánovich Bovet y hoy es un maravilloso ejemplo de la arquitectura clásica nacional y es el segundo teatro más grande de europa, solo superado por La Scala de Milán.

El Bolshói es además una compañía de teatro, danza y ópera. Desde hace mas de un siglo, en sus escenarios se formaron los mejores artistas del país y crearon obras que recorrieron el mundo entero.

Tras la revolución rusa de 1917, el teatro fue rebautizado como Teatro Estatal Académico Bolshói, nombre oficial que conserva. El edificio resultó dañado en la Segunda Guerra Mundial, pero fue rápidamente reconstruido.

El teatro Bolshói fue cerrado en 2005 para someterse a una ambiciosa exhaustiva restauración y rehabilitación, la más grande de las muchas que ha sufrido en su historia que duró hasta el 2011. Los trabajos intentaron recuperar la acústica original de la sala, que se había perdido en gran medida debido a las sucesivas reformas durante la era soviética. Se restableció la decoración original de la reconstrucción de 1856, que significó la reducción de la capacidad de la sala, la cual pasó a tener unos 1740, en lugar de las 2100 que llegó a tener en la etapa soviética. La hoz y el martillo soviéticos colgados durante décadas sobre la fachada principal, así como sobre el antiguo palco imperial, han sido reemplazados por el águila bicéfala del escudo original de armas Ruso.

El Bolshoi está ubicado sobre la plaza Teatralnaya cerca del Kremlin y hotel Metropol. Hasta allí puede llegar en el metro desde la estación de Teatralnaya, que está en la línea verde oscura.

Si quieres visitarlo entre bastidores puedes tomar alguno de los tours guiados por el interior del teatro. Estas visitas tienen un costo de unos 1200 rublos, se pueden reservarse desde la web y tienen una duración de una hora y media en promedio. Aunque sin dudas la mejor manera de visitarlo es en pleno esplendor durante alguna de sus funciones, las entradas se pueden comprar desde la página web o en las boleterías del teatro (una taquilla se encuentra en las galerías GUM) donde se consiguen con un pequeño descuento.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com