Sin dudas Madagascar es uno de los lugares más fascinantes del planeta, una gigantesca isla, que ha llamado la atención de viajeros y exploradores desde hace siglos, atraídos por su biodiversidad y sus paisajes increíbles, que solo pueden encontrarse en esta parte del mundo.

En la región de Melaky, en la costa oeste del país, se encuentra el Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, una extensa zona en gran parte inexplorada, la cual mantiene la mayor parte de la biodiversidad de la isla (90% de las especies en Madagascar no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra).

https://www.instagram.com/p/BO7pxUkDvFt/?taken-at=1032681576

Pero lo que hace realmente maravilloso a este parque es su increíble “bosque de piedra”, una masiva formación de piedra caliza que se eleva entre medio de la abundante vegetación, formando una especie de bio-fortaleza impenetrable.

El parque (el cual es patrimonio de la humanidad reconocido por la Unesco) alberga dos formaciones geológicas únicas: el Gran Tsingy y el pequeño Tsingy. Ambas son mesetas cársticas en las que las aguas subterráneas ha socavado las tierras altas elevadas, y han creado cavernas y fisuras en la piedra caliza.

https://www.instagram.com/p/BJsmbzsgv1b/?taken-at=1032681576

 

Estas cavidades crecieron y, finalmente, sus techos se derrumbaron, creando cañones lineales, de hasta 120 metros de profundidad. Algunos de estos cañones son tan apretados que un humano tendría dificultades para atravesarlos.

La palabra tsingy es autóctona de la lengua malgache y puede traducirse al español como: “el lugar uno no puede caminar descalzo“. Si quieres visitarlo puede acceder a parque por carretera desde el pueblo de Morondova (a unos 654 kilómetros desde la capital del país), pero solo está abierto a los visitantes durante la estación seca, de abril a noviembre.

https://www.instagram.com/p/BMAfCMWFefL/?hl=es&taken-at=1032681576

 

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com