Existen comidas que son buenas para comer en un viaje, otras son cómodas y unas pocas nacieron para viajar… Este es el caso del ekiben, un típico platillo japonés que nació hace más de 100 años abordo de los trenes japonés y hoy sigue más vigente que nunca.

Cuando estés de viaje por el país del sol naciente, no te pierdas de probar un auténtico ekiben, la comida viajera por excelencia de los ferrocarriles japoneses. Ekiben es la abreviación de “eki y bento”, donde “bentō”, son cajas con una ración de comida preparada para llevar y “eki” significa estación.

Estas viandas de viajes pueden comprarse tanto en las tiendas de la estación, como en el andén, donde hay kiosco dedicados únicamente a este alimento o abordo de los propios trenes de larga distancia. Los japoneses los suelen comprar siempre que suben a un tren para hacer un trayecto de medio o largo recorrido, formando una tradición culinaria/viajera increbrantable.

¿Pero que tienen dentro estas peculiares cajitas? Bueno eso varía según el “modelo” que elijamos, pero se podría decir que cada cajita contiene dentro distintos bocadillos fríos de arroz o verduras y pescados encurtidos que pueden comerse con facilidad con el tarquines del tren, sin necesitar de refrigeración, y cada bocadillo está presentado como un “bombón” e incluso la mayoría suele incluir un bocadillo dulce a modo de postre y hasta pequeños empaques de salsa de soja para condimentar.

Los hay de distintos tamaños, precios y hasta en cajitas coleccionables que solo se deben en determinados trenes, como los icónicos Shinkansen; pero por lo general una cajita mediana de Ekiben suele costar unos 1000¥ yenes es decir casi 8€ euros, y ten en cuenta que siempre son más baratos en los puestos de la estación que en el propio andén o tren.

Además cada región o ciudad de Japón tiene su ekiben típico de la zona, donde se destacan los ingredientes típicos de su gastronomía. Y tal es la pasión de los japonés por estas cajitas de sabores que incluso se dice que muchos nipones viajan por las distintas estaciones del país solo para probar los distintos ekibenes.

Aunque se pueden encontrar en cualquier estación donde llegar trenes de media o larga distancia, los fanáticos de esta comida afirman que la «edad dorada» del ekiben terminó hace unas tres décadas. En esa época, los viajes aéreos eran algo de lujo y todavía no existían los rapidísimos trenes bala, la velocidad, por lo que muchos viajeros necesitaban un sabroso y contundente ekiben durante los viajes en tren.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com