Escondida en medio de las montañas salteñas, el pequeño poblado de San Isidro de Iruya es uno de los lugares más aislados y de difícil acceso de todo el norte argentinos ya que no existen rutas ni caminos que lo conecten con el resto de la provincia y solo se puede acceder a él por una ruta de trekking que sigue por kilómetros el paso de un copioso río de montaña.

La ruta Iruya – San Isidro es uno de los circuitos de trekking más populares por los viajeros que recorren esta parte del país. Un camino de ocho kilómetros en donde se puede observar distintos paisajes de una gran belleza, conectado dos pueblos con tradiciones ancestrales que parece estar suspendidos en el tiempo y que sin dudas merece la pena realizar una vez en la vida.

El viaje comienza en la localidad Salteña de Iruya, uno de los pueblos más encantadores del norte argentino y de todo el continente sudamericano. Para llegar hasta aquí es necesario tomar un bus desde el pueblo jujeño de Humahuaca, prácticamente en el centro de la quebrada del mismo nombre. Desde allí parten buses todos los días que en un viaje de 3 horas, unen los 76 kilómetros de caminos serpenteantes que separan las dos localidades. Los buses nos dejan en la diminuta terminal ubicada en la entrada de Iruya y desde hay que caminar unos cientos de metros en subida hasta llegar a la plaza principal (y la única de toda Iruya) y a unos 20 metros de allí encontraremos el cartel que da comienzo al sendero hasta San Isidro.

Antes de comenzar la aventura es recomendable informarnos bien en la oficina de turismo de Iruya y aprovechar para comprar algunas provisiones para el camino en algunos de los negocios locales, ya que por supuesto en medio del camino no conseguiremos nada hasta llegar a nuestro destino.

Desde ese cartel comienza el recorrido, esta señal además nos indica alguna de las “reglas de convivencia básicas” para los visitantes que quieran hacer esta travesía como: no tomar fotos a personas sin pedir permiso o no tirar basura en el camino.

Desde este punto bajamos y cruzamos el primer arroyo, no hay puente y dependiendo de la cantidad de lluvias que hayan caído en la zona en las últimas horas, variando el caudal de agua y nos marcará la complejidad del camino a continuacion, asi que este es un buen punto para saber cuánto nos moveremos de aquí para adelante.

Continuamos en descenso por una zona poblada por algunos metros hasta que las casas comienzan a ser más distantes entre sí hasta que finalmente solo vemos el río y algún que otro perro. El camino continua hacia la izquierda y cuando vemos que termina tenemos que bajar hasta el lecho rocoso del río.

Se sigue río arriba y desde este punto la mejor forma de orientarnos es seguir los palos del tendido eléctrico que continúan zigzagueando el río en varias ocasiones hasta llegar al vecino pueblo de San Isidro.

Esta no es una ruta para los viajeros temerosos de mojarse los pies, ya que entre cruce y cruce del rio seguramente nos demos algún tropiezo y metamos nuestra bota en el agua. Además dependiendo de la época del año en que lo recorramos, es posible que en algunos momentos tengamos que caminar directamente sobre el río, ya que no existe otro camino por fuera de él cuando este crece.

Después de algo así como una hora de caminata llegamos a nuestro destino: San Isidro de Iruya, un pueblo dividido en seis partes: el Pueblo Viejo (el más importante), Pumayoc, La Laguna, Trihuasi, La Palmera y La Cueva. El pueblo consta de unas pocas casas y tiene luz solo desde el 2013, hay cancha de fútbol, una escuela y la casa de cultura que tiene como objetivo recuperar las costumbres ancestrales.

Si lo queremos aquí podemos almorzar en alguno de los “comedores” unos ricos tamales de maíz blanco y charqui, un guiso de quinoa o las típicas empanadas salteñas. Si lo deseamos también podemos pasar la noche ya que varias familias alquilan habitaciones para turistas, de lo contrario después de pasar un rato en este pintoresco pueblito retomamos el camino por el mismo río que nos trajo.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com