Si quieres sentirte todo un Jacques Cousteau y siempre anhelaste ser un buscador de tesoros, el caribe mexicano es el lugar que tienes que visitar. No solo por los cientos de naufragios que estas aguas esconden sino por su increíble museo de arte subacuático, un lugar que sin dudas hará volar tu imaginación y tu espíritu aventurero.

Prepara tu escafandra y tubo de buceo, porque en él MUSA (el Museo Subacuático de Arte), entre corales, peces de colores y cálidas aguas caribeñas podrás apreciar unas 500 esculturas de tamaño natural, lo que convierte a este en el museo subacuático más grandes e impresionante del mundo.

Este singular museo se encuentra en las aguas que rodean Cancún, Isla Mujeres y Punta Nizuc, fue proyectado en el año 2009 por sus dos fundadores: Roberto Díaz Abraham, ex presidente de la Asociación Náutica de Cancún y Jaime González Cano, director del Parque Nacional Marino.

El MUSA divide su colección en distintos “salones”, que en realidad son los sitios donde están distribuidos sus esculturas. Cada uno de estos salones tiene una profundidad distinta y van desde los 3 metros y medio hasta los 8 en otros casos, haciendo que algunos sean mejores visitarlos haciendo snorkel, otros buceando y algunos en un barco de suelo de cristal.

Como podrás imaginarte este museo no establece un horario de apertura o cierre, ni dias donde esta abierto o no. Ya que al estar distribuido por todo el lecho del Mar Caribe, este museo se ve obligado a ofrecer distintas excursiones hacia sus salones subacuáticos. Cada una con una dificultades diferente y adaptada al estado físicos de sus visitantes.

Aunque todo comenzó con las obras de un solo artista, el británico Jason Decaires Taylor, hoy en día este museo submarino cuenta con casi 500 obras de distintos artistas tanto mexicanos como de distintas partes del mundo. Lo que hace del Musa una de las mayores y más ambiciosas atracciones submarinas del mundo

Mientras que cualquier otro museo del mundo intenta siempre conservar sus obras y mantenerlas impolutas al paso del tiempo, en el MUSA en cambio esperan con la intervención de los elementos, ya que sus obras cobran vida con el crecimiento de corales y algas sobre sus esculturas, haciendo que una visita a este museo sea distinta de un año a otro y siempre valga la pena repetir!

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com