Aficionados a la cacería de todo el mundo realizan lujosos viajes a safaris africanos; los recorridos han causado controversia a raíz de las fotos de distintos millonarios que sin ningún pudor y muy orgullosos de sus hechos se sacan fotografías junto al cadáver de estos magníficos animales en via de extinción.

Los servicios de cacería de lujo que operan en Sudáfrica y Zimbabue cobran cerca de 49,000 dólares, por un safari de 10 días para cazar leones, precio que no incluye el vuelo a África. La existencia de estos viajes comenzó a difundirse a raíz del caso de Cecil, un famoso león que fue cazado por un dentista estadounidense pese a encontrarse bajo protección. Aunque también hay otros animales en la zona que llaman la atención: los elefantes.

La firma African Sky Hunting en Zimbabue cobra 35,145 dólares por una experiencia de 10 días para matar a uno de ellos. Los safaris para cazar son muy populares entre los aficionados, quienes usualmente viajan a África para encontrar animales exóticos. Se hospedan en cabañas y reciben paseos en tours guiados. Cuando al fin logran cazar al animal, quienes los acompañan lo montan como si fuera un trofeo, listo para enviarse por barco. “Te tratan como un rey. Cuando vas a estos lugares piensas que es un viaje de una sola ocasión, pero siempre terminas por regresar”, aseguró Mick Jameson, un granjero de Nebraska y consultor para los clientes estadounidenses de los safaris Wild Africa Hunting.

Jameson, quien aconseja a los clientes sobre qué traer y qué esperar en el viaje, dice que no tiene el dinero necesario para cazar a un león o a un elefante. Pero encontró unos safaris más modestos que ocurren en tierras privadas y cuestan alrededor de 7,500 dólares por 10 días de cacería de jabalíes y ñus. Jameson cazó a cuatro animales en su última visita, incluyendo a un impala y a un antílope.

Y planea regresar en septiembre, también aclara que los precios no incluyen las cuotas por hacer taxidermia. Los defensores animales están enojados por el caso de Walter James Palmer, un dentista de Minnesota, que pagó 55,000 dólares por matar al famoso león Cecil, un animal protegido y clave para el turismo en el Parque Nacional Hwange de Zimbabue.

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), cazadores matan alrededor de 105,000 animales al año. La organización añade que matar a 600 leones de una población total de 25,000 no es sostenible.

 

Via: http://expansion.mx/ 

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com