Pyongyang es la capital del país más hermético del mundo, una ciudad rodeada de mitos, misterio y recelo, que la ha convertido en un destino único y muy requerido por los viajeros más osados, que buscan nuevos horizontes.

En los últimos tiempos nos hemos cansados de ver hasta el hartazgo distintas fotos y videos del emblemático presidente norcoreano Kim Jong-un, provocando a los líderes de occidente con sus medios militares, los cuales siguen presentando como un dictador loco, el cual está siempre a punto de provocar la tercera guerra mundial con sus acciones.

¿Pero cuál es la verdad de todo esto? Bueno creo que lo mejor es verlo y experimentarlo por nosotros mismos, por suerte desde hace muy poco tiempo, ya podemos viajar a la República Popular Democrática de Corea, aunque claro siempre acompañados de unos guías oficiales del gobierno, que se encargaran de acompañarnos y mostrarnos “la realidad” del país, o por lo menos la suya.

https://www.instagram.com/p/BXwV-e0FBcq/?taken-at=246148050

 

Hablamos un poco de historia te contamos que la península fue gobernada por el Imperio coreano durante siglos, hasta que fue conquistada y colonizada por Japón después de la guerra ruso-japonesa de 1905. Luego al término de la segunda guerra mundial la península fue dividida en dos zonas, el norte ocupado por la Unión Soviética y la parte sur ocupada por los Estados Unidos. En 1948, Corea del Norte rechazó participar en las elecciones celebradas al amparo de las Naciones Unidas, creándose finalmente dos gobiernos independientes en cada una de las zonas ocupadas. Ambos Estados reclaman la península entera como territorio propio, lo que los llevaría a la guerra de Corea en 1950, que finalizó con la firma de un armisticio en 1953; oficialmente, aunque esto significa que ambos países siguen en guerra, ya que todavía no se ha firmado un tratado de paz, lo que explica los continuos roces y provocaciones militares de ambos países que vemos diariamente en los noticieros del mundo.

Si queremos visitar este misterioso país, lo primero que tendremos que hacer es contratar a alguna de las agencias de viaje que organizan tours habilitados por el gobierno para extranjeros. Como podrás imaginar este no es un destino para viajeros solitarios que les gusta viajar por libre. Cada tour está organizado y planificado al extremo, y a que requiere de distintos permisos oficiales para cada atracción, pero según muchos la mayoría de los viajeros que tuvieron la suerte de realizarlos, es un país que realmente merese la pena visitar. Incluso el sitios web turísticos especializado KTG (http://www.north-korea-travel.com) se garantiza que “es uno de los lugares más seguros del mundo para turistas”.

 

El Itinerario:

Existen dos maneras de llegar a Pyongyang desde el extranjero, la primera es hacerla por avión por medio de la aerolínea estatal Air Koryo, la cual vuela a Moscú, China y Tailandia. La otra manera, la más interesante si me pregunta, es hacerla por tren. Un tren internacional une a Pyongyang con la capital china de Pekín, en un viaje que dura poco más de 24 horas y atraviesa increíbles paisajes rurales de interior de Norcorea y China. El precio de un tour promedio de unos cinco días, ronda los mil euros, aunque claro, el precio varía según el número de visitantes y la categoría del hotel.

Una vez en territorio norcoreano, tendremos que estar acompañados todo el tiempo con por nuestros guías oficiales, los cuales incluso se alojarán en los mismo hoteles que nosotros. Los viajeros no tienen permitido pasear solos por la capital o salir del hotel sin la compañía de, al menos, uno de ellos y solamente podrán comprar alimentos o cualquier otra cosa en las tiendas especiales para turistas ubicados en los hoteles.

En los hoteles, los turistas tienen acceso a la televisión tanto nacional e internacional, y pueden realizar llamadas a cualquier parte del mundo, pero no hay internet ni está permitido el uso del número de teléfono propio. El resto del tiempo pueden adquirir una tarjeta SIM norcoreana con la que estar localizables y comunicarse con el extranjero.

 

Pero dejando de lado las cuestiones restrictivas, la capital norcoreana nos ofrece muchos lugares muy interesantes para visitar, los cuales nos permitirán conocer un poco más de este misterioso país.

Entre los sitios más populares se encuentran: la Torre “Juche”, en la orilla este del río Taedong, la cual tiene más de 170 metros de alto y es todo un símbolo ideológico del país; también podremos recorrer el metro de Pyongyang, uno de los secretos más celosamente guardados para los viajeros occidentales durante décadas; la réplica del Arco de Triunfo; el Estudio Cinematográfico de Corea, el hollywood norcoreano; el Parque Folclórico de Pyongyang, repleto de pagodas, templos, tumbas, y otros monumentos que, en combinación con construcciones más modernas, reflejan la historia y cultura norcoreanas.

 

Pero sin dudas una de las atracciones más grandes es el gran monumento de Mandsudae, el cual cuenta con las dos estatuas gigantes de bronce dedicadas a los líderes Kim Il Sung y Kim Jong Il, un verdadero sitio de visita “obligatoria”, debido al impresionante tamaño de las esculturas.

Cada año tan solo cincuenta mil turistas visitan estas misteriosas tierras, la inmensa mayoría son chinos, debido a las cuestiones de cercanía geográficas y culturales, aunque también hay viajeros curiosos de todo el mundo. Según el delegado especial para el Comité de Relaciones Culturales de Corea del Norte y primer representante occidental del país en las relaciones con Occidente, Alejandro Cao de Benós, aseguró que la opinión que los visitantes tienen acerca el país antes del viaje “cambia totalmente en el 98 ó 99% de los casos”.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com