Existe un viejo dicho alemán que dice: cuando no puedas hacer un puente, construye un túnel y si lo decoras mucho mejor! Bueno tal vez el dicho no exista, pero suena bonito verdad? Y además esto fue exactamente lo que hicieron en Hamburgo allá por el 1907 cuando comenzaron la construcción de este famoso y bellísimo túnel subacuático.

El puerto de Hamburgo es uno de los más transitados de toda europa y el mundo, y esto es así desde hace ya varios siglos. De un lado se encuentra el centro de la ciudad y del otro lado las terminales portuarias, así como también grandes astilleros navales, en donde trabajaban casi 25 mil obreros, los cuales tenían que cruzar en ferrys cada dia.

Es por eso que a principios de siglo XX la ciudad vio la imperiosa necesidad de conectar las dos orillas del río elba, pero los ingenieros se dieron cuenta que construir un puente que permita el paso de los grandes buques trasatlánticos iba a ser muy complicado y es por eso que optaron por ir por debajo de la tierra, o mejor dicho del rio.

Esta era una solución práctica, pero a la vez repleta de complicaciones técnicas que requerían soluciones de avanzada para la época, debido al terreno donde se debía implementar. El diseño final del túnel incluye dos tubos paralelos, cada uno de 4,8 m de diámetro y en cada extremo del túnel habría don torres, las cuales se elevarían hasta la superficie en forma vertical y por ellas circulaban unos cuatro ascensores, los cuales podrían subir y bajar un carro repleto o un vehículo en unos pocos segundos.

Una vez abajo, los vehículos o los mismo peatones, circularán por su cuenta por cada uno de los túneles cubriendo los 448 metros que existen entre cada extremo, donde montaron otro ascensor hasta la superficie. El Túnel de St. Pauli Elbe se inauguró en 1911, y desde entonces se ha utilizado de forma prácticamente ininterrumpida. Recién en la década de los 70s su uso como paso vehicular fue reemplazado por un moderno túnel de 4 carriles a unos 2 kilómetros más alejado del centro, pero su uso para peatones y ciclista sigue intacto. 

Bien acorde a su época, las paredes del túnel fueron decoradas con bellos azulejos los cuales presentan cada ciertos metros unos curiosos relieves con representaciones de animales marinos como peces, cangrejos o mejillones, e incluso ratas y objetos arrojados al lecho del río, mostrándonos que la contaminación es un problema desde hace tiempo en este río. 

Además se su uso práctico conectando las dos orillas de uno de los ríos más transitados del mundo, este túnel tuvo otros curioso usos. En los años de la guerra fue un peligroso e inundable refugio antiaéreo, más tarde en los años 70s se utilizó como lugar de rodaje para un gran número de películas de acción y espionaje europeas como: The Million Robbery, The Odessa Files, The American Friend o Absolute Giants. Y más para aquí en el tiempo desde el año 2000, este túnel es el protagonista del Maratón del Túnel de Elba el cual se celebra el último domingo de enero y donde los atletas tienen que recorrer los dos carriles del túnel unas 48 veces!

Si estas en Hamburgo y no eres un maratonista experto igual puedes pasearte libremente por el túnel, su acceso es gratis y está abierto todos los dias las 24 hs. No te recomendamos que conectes sus dos orillas unas 48 veces, pero una o dos veces está más que bien para apreciar esta belleza de la ingenieria alemana subacuática.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com