Algunas veces cuando salimos de campamento, el tema de la comida resulta ser  un tema un poco complicado. Los pocos utensilios de cocina y la falta de alimentos refrigerados hace que cocinar en medio de la nada resulte un poco complicado, más que nada si queremos innovar un poco y salir del clásico sandwich de jamon y queso.

Por eso en Alrededor del Mapa te traemos diez recetas fáciles, sencillas y de lo más sabrosas, para que prepares con tus amigos en tu próximo campamento.

Pastas a la Carbonara

Si hablamos de comida de campamento claramente las pastas no pueden faltar. Las pastas a la carbonara, son un clásico italiano que combina pastas, huevos, queso (preferentemente parmesano, pero cualquier otro puede ir bien), ajo, aceite de oliva, pimienta y panceta, para crear un platillo económico, sabroso, energético y muy rendidor.

Aunque puede cocinarse con cualquier tipo de pasta, lo tradicional es hacerlos con spaghettis, estos se deben cocinar primero en agua hirviendo según el tiempo qe diga el paquete. En una sartén doramos la panceta junto al ajo picado, cuando la pastas están listas las colamos y colocamos en esta sartén, agregando los huevos y el queso rallado, mezclamos todo bien y para finalizar condimentamos con aceite de oliva y abundante pimienta.

Breakfast casserole

El Breakfast casserole es un clásico pastel de desayuno de la gastronomía estadounidense, este platillo fue diseñado como una manera de reutilizar diferentes ingredientes que nos hayan sobrado para crear un sabroso pastel de una manera muy original, que además de desayuno puede ser una buena cena o almuerzo.

Para prepararlo necesitamos un paquete de pan de molde (pan lactal o pan de caja), dos tazas de leche, seis huevos, queso, un poco de orégano, mostaza en polvo y un paquete de jamón o salchichas. Primero ponemos todas las rodajas de pan en una olla, la cual cubrimos con la mezcla de los huevos batidos con leche y las especias, luego dejamos reposar unos minutos para que todo el pan se moje con la mezcla, lo ponemos al fuego bajo y por encima ponemos las salchichas o el jamón, lo tapamos y dejamos cocinar hasta que el pastel quede seco en su centro.

Risotto de Atún

Los principales ingredientes de este platillo son dos de los alimentos más aclamados por los campistas, el arroz y las queridas latas de atún. Para cocinar este risotto necesitaremos, una porción de arroz, ajo, cebolla, aceite de oliva, queso rallado, caldos deshidratados y una lata de atún por comensal.

Comenzamos rehogando el ajo picado y la cebolla en una sartén alta o cacerola, a la cual le agregaremos el arroz crudo. Cuando el arroz esté dorado agregamos el caldo previamente preparado. Esperamos que se termine de cocinar el arroz (si es necesario agregar más caldo o agua) y cuando está a punto ponemos abundante queso y las latas de atún, lo mezclamos y cuando el queso termina de derretirse lo servimos.

Vegetales a las brasas con arroz

Cuando sea la hora de la fogata ten a mano un rollo de papel aluminio, corta los vegetales que quieras en cubos (zanahorias, zucchinis, morrones, cebollas, brócolis, berenjenas, zapallos, choclos, espárragos o el que se te venga en mente) y ponlos en el paquete de papel aluminio junto a un poco de aceite, sal y pimienta. Los colocamos directo al fuego o en la brasas y dependiendo de la temperatura y  qué vegetales hayas escogido pueden estar listas en unos 30 o 45 minutos.

View this post on Instagram

#tinfoildinners

A post shared by Kenzie Peterson Hanes (@misskenzie13) on

Papas rellenas

Cuando estamos acampado necesitamos comidas versátiles, y si de versatilidad se trata las papas/patatas rellenas son un claro ejemplo de esto. Lo primero que tenemos que hacer es hervirlas por un par de minutos para que se ablanden un poco pero no se terminen de cocinar, luego las sacamos y abrimos un orificio en su parte superior el cual colocaremos el relleno.

Es aquí donde entra la parte de la versatilidad, ya que en su interior podremos poner prácticamente cualquier cosa (o lo que nos haya sobrado de los días anteriores) queso, chorizos, jamón, bacon, mantequilla, champiñones, atún, sardinas, chiles o lo que se te ocurra. Para finalizar las envolvemos en papel aluminio y directamente a fuego hasta que se terminen de cocinar.

Pizzas de pan

Para preparar estas pizzas de campamento necesitaremos varios bollos de pan francés (del tipo baguette), salsa para pizza (que es puré de tomate con ajo picado y orégano), mozzarella y lo que quieras para completarla (pepperoni, anchoas, albahaca, salchichas, jamón o palmitos). Cortamos los panes al medio, le quitamos un poco de miga y los untamos con la salsa, luego dentro ponemos el queso y los complementos, los colocamos en la parrilla o en una sartén y sobre ellos les ponemos una capa de papel aluminio para generar un efecto horno, el suficiente tiempo para que toda la mozzarella esté derretida.

Puré de papas con chorizo, queso y espinaca

Una receta exprés para los campistas más ansiosos que puede prepararse en menos de diez minutos. Para prepararlo solamente necesitamos un paquete de puré instantáneo, un chorizo colorado o de cualquier otro tipo cortado en cubos pequeños, queso rallado y una lata de espinaca. Luego en una cacerola preparamos el puré según la receta de su envoltorio y al finalizar le agregamos la espinaca cortada junto al chorizo y el queso, lo mezclamos bien y a comer. La versión vegetariana como nos podemos imaginar es lo mismo pero sin agregar el chorizo, algo más liviana pero igual de rica.

Paquetes de pollo y vegetales

Cuando estamos cocinando en una campamento un rollo de papel aluminio es como la navaja suiza del siglo XXI. Una forma muy original de utilizarlo es preparar paquetes de pollo y vegetales.

Para hacerlo necesitamos una pieza de pollo por comensal, verduras cortadas (zanahorias, brócolis, morrones o cualquier otra), aceite y el polvo de una sopa instantánea de champiñones o la que más te guste para condimentar. Su elaboración es muy simple, ponemos la verdura y el pollo en un rectángulo grande de papel aluminio, que luego condimentamos con el polvo de la sopa y el aceite. Cerramos bien el paquete para que no tenga ninguna fuga y lo colocamos en el fuego, volteando ocasionalmente con mucho cuidado para que no se abra hasta que esté listo (unos 45 minutos según el tamaño del pollo).

Quesadillas de champiñón

Una buena opción si tenemos un amigo vegetariano en el grupo. Para preparar estas quesadillas necesitaremos dos tortillas de trigo por persona, queso mozzarella y unos cuantos champiñones enlatados. Su elaboración es de las más sencillas, simplemente en una sartén con un poco de aceite ponemos una de las tortillas a la cual le agregamos el queso cortado en cubos por encima y los hongos, cuando ésta ya esté dorada por debajo, ponemos la otra tortilla encima y las volteamos hasta que el queso termine de fundirse.

Muffins de chocolate a la naranja

En la montaña todo se recicla y nada se tira, así que si comiste naranja no tires su cáscara porque te estarás perdiendo del molde ideal para unos riquísimos muffins de chocolate. Para esta receta necesitamos la cáscara entera de una naranja cortada a la mitad, un paquete de de bizcochuelo de chocolate en polvo (es mejor elegir los que no necesitan ingredientes adicionales para su elaboración) algunos palillos afilados, y claro, el viejo y querido papel aluminio.

Su preparación es muy simple, preparamos la masa como dice el paquete y lo ponemos en el interior de las cáscaras de naranja, teniendo en cuenta de no llenarlas hasta arriba porque la masa crece, la cerramos con el palillo y la cubrimos en papel aluminio para después tirarlas al fuego. No te distraigas porque en unos pocos minutos la masa comienza a crecer y el muffin estará listo.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com