En el norte de Marruecos, una ciudad sobresale de sus vecinas tanto por su belleza como por sus particulares casas, las cuales se encuentran pintadas en su totalidad de un azul cielo. Estamos hablando de la ciudad de Chefchaouen, o Chaouen, como se la conoce a esta ciudad, la más “instagramiable” de todo el norte de áfrica.

En Chaouen no solo las casas están pintadas de azul, sino que también los pasillos, comercios, sus mezquitas, plazas, edificios públicos e incluso sus farolas y sus botes de basura llevan este color tan característico de la ciudad.

 

Esta costumbre de pintar todo de azul data del siglo XV, cuando los refugiados judíos que huían de la inquisición española se asentaron en grandes cantidades en este pueblo del norte de marruecos. Ellos llevaron consigo la tradición de pintar sus casas de azul para reflejar el cielo y recordar a Dios.

Años más tarde Chauen estuvo bajo control de la autoproclamada República del Rif entre los años 1924 y 1926. Años después Chauen se convirtió en una de las principales bases del ejército español en la zona, y en esta ciudad se produjo la ceremonia de traspaso de la soberanía de la región a Marruecos, arrimándose la bandera española de forma definitiva, en 1956, pero como podemos observar la tradición del azul todavía sigue.

 

La mejor manera de conocer Chaouen es perderse por sus laberínticas calles teñidas de azul, visitando sus bazares y tiendas, regateando con sus vendedores callejeros y probando sus delicias gastronómicas y dejándonos maravillar con sus vistas de postal.

Si quieres ver la ciudad desde otro ángulo te recomendamos hacer un paseo al mirador ubicado en la colina de la mezquita española, la cual se construyó en 1920. Desde este mirador se puede observar el increíble contraste que nos ofrece la ciudad azul de Chaouen con las verdes colinas de sus alrededores.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com