Ni la gigantesca Sidney ni la poderosa Melbourne, una ciudad desconocida por muchos que con apenas 326 mil habitantes es la capital del estado australiano. Una de las pocas ciudades del mundo planificadas para tal fin, que con sus grandes parques, museos, amplias avenidas arboladas e imponentes edificios de gobierno es ideal para un paseo de fin de semana o una escapada de todo el dia.

Canberra fue construida desde cero en 1913, con una sola idea, ser la capital del joven estado australiano y acabar de una vez por todas con la eterna disputa entre Sidney y Melbourne, las dos grandes ciudades del país que antiguamente fueron su sede de gobierno.

Los imperdibles de Canberra:

El Parlamento

Este moderno edificio semienterrado ubicado sobre en las laderas de la colina Capitol Hill, es la sede de gobierno del estado australiano. Aquí funcionan dos de los tres componentes del poder ejecutivo, el Senado (con 76 legisladores), la cámara de Representantes (con 150 diputados). Inaugurado en 1988, este es uno de los edificios más grandes del mundo, con unas 4.700 habitaciones y unos curiosos 2.416 relojes. Los puntos más importantes del recinto pueden visitarse los días que no hay sesión parlamentaria, en las visitas guiadas gratuitas que comienzan cada 30 minutos entre las 9 y las 17 horas.

La Antigua Casa del Parlamento

Este señorial edificio blanco fue la sede del gobierno desde 1927 hasta el año 1988 cuando se inauguró el parlamento actual. Hoy en día funciona en su interior la National Portrait Gallery, una suerte de museo dedicado a exposiciones temporales, tanto de arte como de historia, el cual se puede visitar gratuitamente todos los días del año de 10:00 a 17:00.

La National Gallery y el National Museum

Muy cerca del antiguo parlamento se encuentra la la Galería Nacional de Australia, un museo que recopila de más de 166.000 obras de arte de reconocidos artistas australianos de todas las épocas además de obras de grandes maestros europeos y americanos. Además de una interesante sección dedicada a la cultura de los aborígenes australianos, los cuales habitaron este territorio desde unos 50 mil años antes de la llegada de los colonizadores europeos.

Otro imperdible es el National Museum, el museo nacional de australia en el cual encontrarás distintas exposiciones relacionadas con la historia de este país continente. Una de las salas que no puedes perderte es la exposición Journeys, dedicado a la experiencia en primera persona de los primeros viajeros que llegaron a Australia.

Lago Burley Griffin

Todo el centro geográfico de la ciudad de Canberra está ocupado por un gigantesco lago artificial. Con 11 km de largo y 1.2 km de ancho en su punto más ancho, le dan al lago un perímetro de casi 35 kilómetros. Este espejo de agua es un maravilloso lugar para dar andar en bicicleta, correr o simplemente caminar un poco por sus costas y disfrutar del aire libre.

Australian War Memorial y el Museo de Guerra de Vietnam

El War Memorial es un gigantesco monumento dedicados a los hombre y mujeres que murieron en alguna de las varias guerra en la que australia desde el período colonial hasta la actualidad, pasando por las guerras mundiales, la guerra de vietnam y las guerras del golfo. Aqui podras ver uniformes, fotografías, videos, representacion de las batallas más importantes y distintos objeto usados en las guerras en la que participó australia. La entrada al edificio es gratuita y hay organizados tours de 30, 60 y 90 minutos guiados por voluntarios.

https://www.instagram.com/p/Bsw4gvAAG_g/

Old Bus Depot Markets

Este es el rincón más chic de Canberra, como su nombre lo indica, este mercado está construido en el edificio de un antiguo depósito de buses. Aqui podras encontrar todo tipo de artículos: ropa, muebles, recuerdos, adornos, productos agrícolas, comidas, artesanías, entre muchas cosas más. El Old Bus Depot, abre todos los domingos entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

Black Mountain, el jardín botánico y la Torre Telstra

El este de la ciudad de Canberra está franqueado por la Black Mountain, un monte arbolado que se eleva unos 812 metros sobre el nivel del mar y forma parte de una reserva natural. A los pies de esta colina se localiza el Jardín Botánico Nacional de Australia, un paraíso para los amantes de la naturaleza.

En su cima se encuentra la Torre Telstra, una mole de casi 200 metros, la cual además de poseer la mayoría de las antenas de comunicaciones de la zona, posee un mirador y un restaurante giratorio desde donde tendrás una maravillosa vista de toda Canberra y la zona del Lago Griffin.

Mount Ainslie

Contrariamente al Black Mountain y detrás del Australia War Memorial se encuentra el Mount Ainslie, una colina que posee una excelente mirador, y se puede subir tanto caminando como en taxi o Uber. Desde aqui podrás observar con predicción el diagrama urbano de la ciudad y sus visitas llegan incluso hasta el aeropuerto.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com