Se dice que la mejor manera de ocultar algo es ponerlo en medio de una gran ciudad y en Buenos Aires este dicho parece ser la norma. Esta la segunda parte de Buenos Aires secreta, donde te mostramos todos los secretos mejor guardados de esta ciudad, lugares que no aparecen en las guías turísticas y que sin dudas mérese la pena visitar!

La Galería Alvear, un paseo artístico en recoleta

Ubicación: Avenida Alvear

Ubicado en uno de los rincones más elegantes y coquetos de Buenos Aires, esta galería comercial esconde en su interior magníficos murales de uno de los muralistas argentinos más reconocidos internacionalmente, Raúl “Chinchin” Monsegur. Aquí varios murales decoran sus paredes, dejando ver sus visitantes, la belleza de sus diseños en una búsqueda artística de la tridimensionalidad.

Hoy en dia esta galería no tiene todo el brillo de lo que llegó a ser, muchos de sus locales se encuentran cerrados y las pinturas no se encuentran en un estado excelente de conservación. Sin embargo todavía se puede ver sobre sus dos entradas, un toldo de color azul marino y letras doradas, al mejor estilo Neoyorkino. Su interior también guarda un jardín “secreto”, el cual está justo en el pulmón de la manzana y linda con el contrafrente de los edificios vecinos.

El chalet que mira al obelisco

Ubicación: Sarmiento y Cerrito

En pleno centro porteño, en una de las intersecciones vehiculares más transitadas del mundo, un hombre quiso tener su rinconcito de paz, para descansar y dormir la siesta, esta es la increíble historia del chalet que mira obelisco, una de las curiosidades urbanas más grandes de Buenos Aires.

Si te paras enfrente del imponente obelisco porteño y empiezas a mirar las azoteas que lo rodean tal vez llegues a ver, escondida entre grandes carteles publicitarios, esta inusual casa con techo de tejas que parece había sido trasplantada con un helicóptero en medio de la ciudad.

Muchos no lo saben pero la verdadera historia de este chalet se remonta al año 1927, cuando el empresario Rafael Díaz decidió construir en la terraza del edificio de su mueblería de la calle Sarmiento 1113; una casa con un estilo normando muy similar al de su residencia veraniega de Mar del Plata para almorzar allí y dormir las siestas, luego de la jornada laboral volvía en tren a su casa en Banfield. La casa no puede visitarse y funcionan oficina en su interior, pero si quieres verla claramente te recomendamos que vayas hasta el balcón del primer piso del Burger King de la 9 de Julio.

El monumento a Caperucita Roja

Ubicación: av. Sarmiento y Del Libertador

En Buenos Aires existen monumentos a próceres, militares, dioses, santos y por supuesto… Caperucita y el Lobo feroz.  Esta peculiar escultura tienen una altura de dos metros y fue cincelada por el escultor francés Jean Carlus. Es una de las pocas del mundo dedicadas a un cuento infantil y aunque resulte difícil de creer no es la única referencia a este cuento en la ciudad. Es que en Buenos Aires la calle Caperucita, tiene una sola cuadra y queda en el barrio de Parque Chacabuco. Este pasaje se llama así desde 1925, mucho antes de que el monumento se construyera.

Una Florería que sabe bien

Ubicación: Arroyo 872

Como sabemos en Buenos las apariencias engañan y una clara muestra de esto es este increíble bar secreto disfrazado detrás de un simple local de flores y vinos. Florería Atlántico, parecería ser una florería más del barrio de Retiro, sin embargo cuando entres, detrás de una puerta de frigorífico te lleva a uno de los bares ocultos más populares y galardonados de la ciudad.  

Las ventanas indiscretas de la Plaza Cataluña

Ubicación: Cerrito y Arroyo

Estés pequeña plaza ubicada frente a la embajada de Francia y la avenida 9 de Julio posee un curioso secreto que no todos notan, a pesar de su simpleza. Aquí si observas bien las paredes de la “Casa de los Aucha” que limita con el fondo de la plaza, notarás que las ventanas y techos no son reales y son meros dibujos pintados sobre el muro para mejorar la estética del lugar.

https://www.instagram.com/p/BBjTeLDQp-o/

El mirador con la foto perfecta de Buenos Aires

Ubicación: Florida 165

Si buscas una perspectiva distinta de Buenos Aires, tienes que darte una vuelta por esta pintoresca galería comercial de principios del siglo pasados. La galería Güemes es un hermoso pasaje de estilo art nouveau que une las calles Florida y San Martín en el microcentro porteño. Sin embargo el verdadero secreto de este pasaje es su mirador, el cual está a unos 87 metros de altura en una torre de acero, muy parecida a un faro, desde donde se obtienen las mejores postales de la city. El mirador abre las puerta de Lunes a Viernes de 15 a 17,45 hs, y si quieres visitarlo tendrás que pagar una entrada de $50 para argentinos y $100 para extranjeros.

Colonia Obrera, uno de los micro-barrios mas curiosos

Ubicación: Traful 3600

En el sur de la ciudad, en el barrio de Pompeya, se encuentra una de las “perlas” de Buenos Aires: La Colonia Obrera. Un complejo de casas de habitación comunicadas entre sí y con el exterior a través de una curiosa red de pasajes peatonales que ocupa toda la manzana delimitada por las calles Traful, Cachi, Alfredo Gramajo Gutiérrez y Albert Einstein. Sus orígenes se remontan al año 1909 y como su nombre lo indica se creó como un barrio obrero, con casas y habitaciones de alquiler temporal, una tradición que todavía persiste hasta nuestros días, bajo el control de las damas vicentinas, una sociedad de beneficencia.

El complejo, diseñado por el arquitecto Vicente Frigerio Alvarez, tiene 46 casas de un ambiente, 96 de dos y solo tres de tres. Pero quizás lo más curioso de esta urbanización sea su plaza central, la cual cuenta con una gran torre del campanario de 4 pisos, que destaca sobre las pequeñas casas. Esta torre tiene ademas un mirador y cuatro relojes (uno por cada piso) aunque hoy en dia ninguno funciona.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com