Si estás en búsqueda de un poco de paz y tranquilidad y quieres escapar al menos por un rato del caos y bullicio de la gran ciudad de Buenos Aires, en Alrededor del mapa te traemos cinco escapadas rurales a menos de 130 kilómetros de “La ciudad de la furia”.

Cinco pueblos de la provincia de Buenos Aires que parecen estar suspendidos en el tiempo y que todavía mantienen su esencia rural a pesar de estar a menos de dos horas de la gran ciudad.

Uribelarrea

80 kilómetros

Ubicado entre las localidades de Lobos y Cañuelas, este pequeño pueblo de unos 1200 habitantes, es conocido por sus pintorescas construcciones de ladrillo y adobe que ha sido escenario de distintas películas de época, como Juan Moreira de Leonardo Favio y Evita de Alan Parker entre otras.

Los tiempos dorados de Uribelarrea tuvieron lugar en la década del 30, cuando se instalaron allí distintas industrias relacionadas con la lechería. En aquellos años llegaron existen unos 50 tambos y varias queserías, mayormente explotadas por inmigrantes vascos e italianos. Luego el pueblo vivió un lento declive y muchos de sus habitantes se mudaron a los grandes pueblos cercanos. Pero en los últimos años Uribelarrea tuvo un nuevo despertar, gracias a su auténtico ambiente rural y el nuevo polo gastronómico de comidas tradicionales de la zona, como quesos y embutidos, además del infaltable asado asado argentino. Entre

Chascomús

126 kilometros

Chascomús es un pueblo que destaca tanto por su rica historia como por su imponente laguna y las actividades náuticas que esta nos proponen. Ubicado a unos 126 kilómetros hacia el sur de la ciudad de Buenos Aires, Chascomús es un destino ideal para una escapada de fin de semana o pasar un dia de campo, en alguna de sus pintorescas estancias donde todavía se respira un auténtico ambiente rural y disfrutar de la auténtica gastronomía gauchesca.

Tal vez el edificio más emblemático de todo chascomus sea la famosa Capilla de los Negros, un pequeño edificio religioso usado como lugar de refugio y reunión por los descendientes de los esclavos africanos desde los tiempos de la colonia. Además debido a su ubicación estratégica en el camino a la costa, Chascomus es de muy facil acceso tanto en auto o bus por la autovía N2, como por ferrocarril, ya que a su estación llegan distintos trenes al día desde Buenos Aires.

Capilla del Señor

87 Kilometros

Unos 87 kilómetros al norte de Buenos Aires, se encuentra Capilla del Señor, un pueblecito que como su nombre lo indica tiene una fuerte historia religiosa, y te enamorara no solo la belleza de sus calles sino que también por la tranquilidad que aquí se respira. Desde la estación Retiro del centro porteño se puede llegar viajando en el ferrocarril Mitre, hasta estación Victoria, donde se combina con ramal a Capilla del Señor

Entre los muchos lugares a visitar de Capilla del Señor, te recomendamos ir a La pulpería “Los Ombúes”, una de las más antiguas del país; el cementerio municipal, el cual tiene lápidas de principio del  siglo XIX; y la famosa torre del “El miralejos”, una edificación de gran belleza arquitectónica que antiguamente fue un hotel-Casino, data de 1860 y era frecuentado por distintas personalidades de la historia argentina como Domingo Faustino Sarmiento, Dardo Rocha, Jorge Luis Borges.

Villa  Loguercio

118 kilometros

Mejor conocido por muchos como “La Laguna de Lobos” es un pequeño pueblo ubicado en las costas de este espejo de agua de 800 hectáreas, el cual es elegido por muchos amantes de la pesca del Pejerrey y los deportes acuáticos.

Con tan solo unos 400 habitantes, Villa Loguercio se caracteriza por sus amplias quintas de fin de semana, sus calles arboladas, y sobre todo su tranquilidad. Sobre su costanera existen varios clubes y lugares en los cuales es posible alquilar botes para navegar por las tranquilas aguas de su laguna. Para llegar hasta aqui en trasporte publico primero tenemos que tomar el tren hasta la estación de Lobos y desde alli tomar alguno de los colectivos locales que conectan a la cabecera del partido con la laguna.

Carlos Keen

75 kilometros

Con poco más de 400 habitantes, casas de ladrillo y catalogado como pueblo tradicional e histórico, Carlos Keen es uno de los pueblo mejores conservados de la Provincia, una joya ubicado a tan solo 75 kilómetros de Buenos Aires y 16 de la ciudad de Luján, que sin dudas merece la pena visitar.

El entramado urbano de Carlos Keen se extiende desde su estación de ferrocarril y se desarropa a sus cuatro lados, unas pocas cuadras. Aquí podremos ver la antigua capilla de ladrillos, los galpones ferroviarios donde cada fin de semana hay una feria artesanal, ir a alguno de sus restaurantes de campo, casas de antigüedades, o asistir a las cabalgatas, paseos en sulkys, los show doma y folklore que organiza el Círculo Criollo Martín Fierro. Aunque sin dudas la mejor actividad es dejarse llevar tu pasear por sus calles donde veremos la belleza de la arquitectura rural del siglo XIX.

View this post on Instagram

Carlos Keen. #carloskeen, #pueblosturisticos

A post shared by RAI (@diego.rai) on

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com