SI quieres visitar un lugar diferente durante tu viaje road trip por los Estados Unidos no te pierdas la oportunidad de visitar Bodie, un auténtico pueblo fantasmas. Ubicado en el estado de California, que vivió tiempos mejores durante la fiebre del oro, pero al decaer la actividad minera en zona con el paso de los años, poco a poco fue cayendo en el olvido hasta su renacer como un verdadero pueblo museo.

Bodie nacio y murio gracias a la minería de oro. La historia de este pueblo se remonta al año 1859, cuando el minero William S. Bodey, descubrió una veta de este preciado mineral en la zona. Poco a poco fueron llegando nuevos aventureros al lugar y el apellido de Bodey sirvió de fuente de inspiración para bautizar al naciente pueblo.

En 1878 Bodie alcanzó los 5.000 habitantes, cantidad que se doblaría al año siguiente. Para aquellos tiempos, ya existían unas 40 mins operativas en la zona, las cuales producían unos 400 mil dólares mensuales, una verdadera fortuna para aquellos tiempos. Con las minas llegaron los famosos saloons, esos típicos bares del “far west”, en total se instalaron unos 65, además de restaurantes, burdeles, escuelas, templos y hasta una sala de ópera. Una religiosa señaló al pueblo de Bodie como: «un mar de pecado, azotado por la tempestad de la lujuria y la pasión».

Pero todo lo que sube tiene que bajar, y vaya que bajo. Primero fue un incendio, el cual arrasó la ciudad de madera en 1932, dejándola en un 95 por ciento dañada y luego fue la economía la le dio la estocada final. En aquellos años 30s, ocurrió la gran depresión y muchas de las minas de Bodie dejaron de ser rentable. Luego durante la Segunda Guerra Mundial obligó a sus últimos habitantes a emigrar, decretando la muerte para este pueblo.

View this post on Instagram

Western wonders 👻🏚

A post shared by Cal Spinelli (@cal.creative) on

Muchos años después el Estado de California lo nombró Parque Histórico Estatal en 1961, comprometiéndose a que se mantuviera en pie y buen estado las casi 200 estructuras que sobrevivieron, como el caso de algunas casas, una escuela y la iglesia del pueblo, además de decenas de oxidados esqueletos de autos antiguos y maquinas pesadas.

Hoy en dia este pueblo es una parada casi obligatoria, si vas desde la ciudad de San Francisco y el famoso parque Yosemite, además de los parque nacional del sur de Utah, ya que se encuentra a medio camino. En Bodie existe un museo, el cual cuenta y conserva toda su rica historia, además de paseos turísticos a los restos de sus antiguas minas de oro.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com