En las tierras de los descendientes mítico rey Salomón, una serie de iglesias emergen casi mágicamente de la roca tallada, antiguos templos que se ha ganado el calificativo de ser la octava maravilla del mundo.

En total son más de 11 los templos monolíticos de Lalibela,muchos de ellos unidos por túneles, siendo el más icónica de estas peculiares iglesias es la de Biet Ghiorgis, la cual se construyó en el siglo XIII después de que el rey Gebre Mesqel Lalibela de la dinastía Zagüe, tuviera una visión en la que se le daban instrucciones para construir una iglesia.

 

Vista desde arriba, Biet Ghiorgis parece una gigantesca roca tallada en la roca de esta colina rojiza. El hueco donde esta ubicado es cuadrado y tiene unas dimensiones de 25 metros de lado mientras que la iglesia mide unos 12 metros de lado por 12 metros de alto,​ sin contar la base de tres niveles sobre el que se alza. Para crear el espacio en el que está situada debieron retirarse unos 3400 m3 de roca además de otros 450 metros m3 para esculpir y decorar el interior de la iglesia.

Hoy en día, Lalibela sigue siendo lugar de peregrinación para los miembros de la Iglesia ortodoxa etíope especialmente durante la celebración del Timkat, versión ortodoxa etíope de la Epifanía (el día de los reyes magos).

Es costo de entrada a esta iglesia y a las 10 más que forman este complejo religioso por durante cuatro días es de unos 350 birr (unos 11 euros) y pueden comprarse en la misma ciudad. Para llegar a Lalibela desde Adís Abeba, podemos tomar algún bus, aunque el recorrido es de más de 20 horas, una opción más conveniente es ir directo en avión, un billete aéreo entre la capital y esta ciudad ronda los 320€ y el trayecto es de poco más de una hora.

 

 

 

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com