Las Autobahn es la legendaria red de autopistas alemanas donde no existen límites de velocidad. Esto que parece la tierra prometida para los amantes de los automóviles en realidad no es tan asi, el limite de velocidad existen en las entradas a las ciudades donde está limitada a de entre 50 km/h a 100 km/h y luego en las demás tramos de las autopista el gobierno “sugiere” una velocidad máxima de 130 km/h, especialmente en los días de lluvia y cuando el tráfico es denso, aunque en la práctica esto es solo una sugerencia y si nuestro automóvil puede llegar a los 200 o 300 km/h nadie nos dirá nada mientras que vayamos por el carril rápido claro.

Los inicios de las Autobahn se remontan a la República de Weimar en el año 1929 donde se construyeron los primeros tramos, pero la gran expansión de la red fue durante la década del 30, en este periodo se pasó de 100 km en 1935 a unos impresionantes 3300 km en 1939. Esta expansión fue así gracias a los planes militaristas de Adolf Hitler, que veía a las Autobahn no solo como una manera de trasporte y conexión para los ciudadanos sino más bien como una herramienta ideal para el transporte de tropas a gran velocidad por toda alemania y su implementación en la teoría de la guerra relámpago.

Luego en la guerra se inició un nuevo plan de reconstrucción y expansión de las autopistas, después de la reunificación alemana las Autobahn pasaron a estar bajo el control del gobierno federal.

Señal de no limite de velocidad

Entre los alemanes existe una fuerte controversia entre sí mantener este sistema de velocidad ilimitada o restringirla. Para que nos demos una idea el límite de velocidad en Alemania tiene un estatus similar como el derecho a portar armas en el debate norteamericano, es decir gran parte del pueblo alemán ven el derecho de andar a la gran velocidad como una muestra de libertad individual en la que el estado no puede entrometerse. Un eslogan promovido por el Auto Club Alemán desde 1970 es “La conducción libre para los ciudadanos libres” ( “Freie Fahrt für freie Bürger”).

Prácticamente la mitad de la red de Autobahn, unos 6.500 kilómetros, corresponden a tramos sin limitación. Así pues, es fácil realizar viajes entre ciudades alemanas a toda velocidad, sobre todo por la noche, exceder la velocidad aconsejado que no es un delito, sin embargo, se aumenta la responsabilidad penal en el caso de un accidente. Si eres el afortunado dueño de un Bugatti Veyron y quieres circular a los 430 km/h de su velocidad máxima, en Alemania puedes hacerlo.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com