El poblado minero de Arrowtown es uno de los mayores tesoros históricos Nueva Zelanda. Fundado en 1862 en pleno auge de la fiebre del oro, este pueblito de tan solo 1600 habitantes tiene mucho para ofrecernos. Pintorescas casitas de piedra y madera, antiguas iglesias y callecitas empedradas con frondosos robles ingleses, todo esto rodeado de un entorno natural de ensueño.

Arrowtown se encuentra en la provincia de Otago, a tan solo unos 21 kilómetros de Queenstown en la isla sur de Nueva Zelanda. Fue fundada. Todo comenzó cuando un pastor encontró restos de oro en el lecho del río Arrow a tan solo unas pocas millas de aquí.

 

En el punto más alto de la fiebre del oro, la población de Arrowtown ascendió a más de 7.000, la inmensa mayoría de ellos inmigrantes europeos y chinos que llegaron hasta estas latitudes en búsqueda de riquezas. En la década de 1960, la población había caído a menos de 200 personas convirtiéndose en un virtual pueblo fantasma.

Décadas después Arrowtown volvió a la vida gracias al turismo, gracias a su pasado histórico, su rica cultura y sus encanto naturales. Un poblado con más de 60 edificios protegidos, en especial la calle Buckingham, la arteria principal donde se encuentran la mayoría de ellos.

 

Si bien se puede disfrutar de Arrowtown todo el año, es durante el otoño (de de abril y mayo) cuando la belleza del pueblo se ve fuertemente incrementada por los colores otoñales de las laderas y bosques que lo rodean. También en esta época se realiza el Arrowtown Autumn Festival, una de las actividades más populares y convocantes de la región.

Para los amantes de la naturaleza, Arrowtown es el punto de partida de innumerables senderos de trekking y carriles para bicicletas de distintas dificultades, entre los que se destacan el “Sendero Queenstown” que conducen al valle Gibbston, Lake Hayes y a la ciudad vecina de Queenstown. Arrowtown es también una base popular para entusiastas de la nieve durante el invierno, con cuatro áreas de esquí de clase mundial las cuales están a solo unos 20 y 60 minutos en coche.

 

Cómo llegar:

Arrowtown está a unos 20 minutos en bus de Queenstown, una de las ciudades más importantes de la isla sur de Nueva Zelanda. En esta ciudad está también el aeropuerto más cercano, con vuelos que lo conectan con el resto del país y otros destinos más lejanos como Australia.  Los autobuses de la empresa Connectabus salen del aeropuerto y del centro de Queenstown cada 15 minutos, con una tarifa única de unos $5 dólares neozelandeses.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com