Desde hace un par de años, Amsterdam está luchando contra la “turificacion” extrema de la ciudad. Un ejemplo de esto es la última medida que ha tomado el ayuntamiento de la capital neerlandesa es prohibir y multar a todas las tiendas que se comunicaban sólo en inglés tanto desde sus rótulos como desde el servicio al cliente.

El caso emblema que disparó toda esta polémica es el de la tienda Amsterdam Cheese Company, una cadena local especializada en venta de una gran variedad de quesos. Segun el ayuntamiento el uso dominante del inglés de su tienda produce una discriminación de los residentes locales.

En su defensa Kirijn Kollf, el propietario del establecimiento afirmó: “Si vives aquí sabes que el inglés es el idioma que habla la mayoría de la gente”. Y algo de razon tiene, porque el inglés es la segunda lengua más frecuente del país, con un 90% de hablantes de inglés entre los habitantes de Países Bajos. Para más inri, una de cada diez personas nacionalizadas no controla el neerlandés, pero sí el inglés.

Sin embargo el gobierno local y los tribunales se pusieron firmes y Amsterdam Cheese Company, como otras tiendas como los “Nutella shops”, las tiendas de waffles, librerías en inglés y las tiendas de alquiler de bicis, deberán remodelar su propuesta de comunicación si quieren mantenerse abiertas en Amsterdam.

Esta decisión que busca proteger a los ciudadanos es cuestionada por muchos y aplaudida por otros, pero lo cierto que Amsterdam le teme al turismo masivo y no piensa rendirse ante el.

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com