Manaos, un oasis urbano en medio de la verde selva brasileña, sobre el margen del famoso río Amazonas, se encuentra esta gigantesca ciudad, de dos millones de habitantes, totalmente rodeada en todos sus extremos por la abrumadora jungla amazónica.

Una ciudad que vivió su época dorada durante la fiebre del caucho, al final del siglo XVIII. La riqueza que le dio esta materia prima, vital para la revolución industrial, la convirtió en una de las ciudades más modernas y pujantes del continente. Manaos fue una de las primeras urbes del país en tener alumbrado público y un sistema de abastecimiento de aguas y alcantarillado. Pero esa misma efervescencia, que hizo surgir palacios en medio de la selva, desapareció casi tan rápido como apareció.

Dos factores determinaron el derrumbe de esta ciudad:  primero la producción de cultivos de caucho en Asia por parte de holandeses y británicos, luego, con la invención del caucho sintético, fueron acabando con la ciudad, dejándola en el olvido. En los últimos años esta ciudad está viviendo un renacer industrial, que está haciendo volver poco a poco el esplendor que alguna vez supo tener.

En Alrededor del mapa te traemos las mejores opciones para conocer esta ciudad y su apasionante historia en tan solo 48 hs. Recorriendo sus calles, sus palacios y las maravillas naturales que rodean esta gran ciudad. Un recorrido express por la capital del amazonas.

El Mercado Municipal

Comenzamos nuestra visita  por las inmediaciones del puerto, el principal punto de acceso a la ciudad, ya que en el Amazonas todo se mueve por sus aguas, ya sea en grandes transatlánticos que conectan la ciudad con el mundo, o pequeñas barcazas.

Ubicado en la zona del puerto, el Mercado Municipal Adolpho Lisboa, fue diseñado por el mismísimo Eiffel y construido en Liverpool, para luego ser traído y montado en Manaos, en 1883. En este bellísimo mercado de hierro se vendían todo tipo de mercancías y era el principal centro de comercio del Amazonas. En el 2013 fue restaurado y reabierto, en él se pueden comprar productos frescos como carnes, pescados y verduras, además de artesanías y distintos productos para turistas.

 

El Jardín Botánico

El gigantesco Jardín Botánico Adolpho Ducke, es uno de los más grandes del mundo, en sus 100 kilómetros cuadrados alberga plantas, árboles y animales nativos de la Amazonia. Para conocer este parque hay que recorrer sus senderos selváticos repletos de vegetación, que alcanzan los tres kilómetros de extensión. Durante el paseo podrás ver guacamayos, tucanes y hasta jaguares .

El acceso principal es por la calle Uirapuru, en el barrio Cidade de Deus de la zona este de la ciudad. El Jardín permanece abierto de martes a domingo entre las 8 y las 18 horas.

 

El Teatro Amazonas

Este teatro fue producto de la Belle Époque amazónica, un tiempo en el cual se hacían grandes fortunas en la región, gracias a la extracción del caucho y su venta como materia prima a Europa. Así surgió este titánico proyecto en 1881, con el cual pensaban convertir a la ciudad de Manaos, como un foco de “civilización” en medio de la selva, y vaya que lo lograron, “después de todo no existe nada más civilizado que un teatro de ópera clásica”.

Con una capacidad para 701 espectadores, tardó varios años en construirse, ya que prácticamente todos los materiales para su construcción vinieron en barco desde Europa, primero cruzando el atlántico y luego subiendo por el río amazonas. El teatro se encuentra sobre la plaza San Sebastián, la principal de la ciudad, lugar donde también se encuentran la mayoría de los bares y restaurantes del centro histórico. 

https://www.instagram.com/p/BTSto70gS4U/?tagged=teatroamazonas

 

Visitar el Museo Vila Paraiso

Un lugar ideal para aprender a fondo sobre la fiebre del caucho del siglo XIX en Manaos. Este museo es la recreación exacta de una estancia de extracción de caucho del siglo pasado. En este museo al aire libre aprenderemos sobre la elaboración del caucho y descubriremos qué tipo de herramientas se utilizan para extraer esta goma de los árboles, además podremos imaginarnos las duras condiciones de trabajo de los hombres que allí viven, muchos de ellos en estado de esclavitud. Fue el trabajo y la sangre de estos hombres lo que hizo de Manaos una de las ciudades más ricas en Brasil a finales de la década de 1800.

View this post on Instagram

{ I hear the birds on the summer breeze }

A post shared by Mauricio Mafra (@_mauriciomafra) on

 

Terminamos el recorrido del primer día con un clima de calor y extrema humedad, como es costumbre en Manaos. Recuperamos fuerzas para seguir con las próximas 24hs recorriendo la capital amazónica. Continuará…

Comentarios

comments

Related Posts

Escríbenos:

info@alrededordelmapa.com